¿Debe preocuparnos que nuestros niños canten temas de reguetón?

Algunos expertos los evitarían. Otros los ven como una oportunidad para desarrollar su espíritu crítico

;
¿Debe preocuparnos que nuestros niños canten temas de reguetón? Algunos expertos los evitarían. Otros los ven como una oportunidad para desarrollar su espíritu crítico

Redacción / La Voz

Aunque para nada es el único estilo musical con letras controvertidas, el punto de mira de padres y profesionales está puesto sobre el imparable reguetón.

Durante semanas, en los grupos en la Red de los monitores de tiempo libre aparecieron mensajes cuestionando esta música en citas y espacios donde los pequeños son los protagonistas. «Basta ya de reguetón en los cumpleaños infantiles. El lenguaje no está bien, el baile es obsceno. No es inocente», dice una de las imágenes más famosas en Internet, compartida en el grupo de Monitores de Tiempo Libre de Galicia. El debate está servido. Un cruce de ideas entre los que mantienen que el problema no está en el estilo musical, sino en letras concretas. Fuentes consultadas apuntan a que, en muchos casos, son los propios padres quienes piden estas canciones para amenizar las fiestas infantiles.

Escuchar a grupos de niños y niñas de corta edad cantando entusiasmados temas como los de Becky G. no es raro: «A mí me gustan mayores, de esos que llaman señores... A mí me gustan más grandes, que no me quepa en la boca».

Carla López, musicoterapeuta, pide apertura de miras. «No soy partidaria de prohibir. Debemos inculcar valores. Con medida todo tiene cabida», explica. Esta profesional, que es especialista en Educación Musical, no aislaría a los niños de una realidad en la que está el reguetón. «No sacaría este estilo de sus vidas. El criterio de los niños se consigue con una educación en la diversidad», apunta.

«No sacaría este estilo de sus vidas. El criterio se consigue con una educación en la diversidad»  

Contraria se muestra la psicopedagoga Tania Vieites. «Son canciones pegadizas, las memorizan y son valores que se interiorizan. Son machistas, nos hablan de la importancia del físico o el dinero y eso le llega a los pequeños. Además, no están preparados. El desarrollo de un niño que recibe esa información no es el mismo que si no lo recibiese», explica. Esta psicopedagoga no es de extremos, pero cree en su influencia. «Muchos opinarán que somos exagerados. No digo que por escuchar reguetón nuestros hijos vayan a ser violentos o machistas, pero influye. Yo las evitaría. Les daría otras alternativas. Lo mejor sería que no las escuchasen hasta la adolescencia. Les quitamos infancia», explica.

«Memorizan las canciones y son valores que interiorizan: los niños no están preparados»

La preocupación de muchos padres está en qué medida les calan esas letras. «Hay letras que resultan violentas en la boca de un niño, pero si en la familia se les explica, quedará en una anécdota. Debemos ofrecerles diversidad musical. No hay música para niños y música para adultos», comenta Carla López.

Una de las imágenes sobre los niños y el reguetón más compartidas en redes sociales
Una de las imágenes sobre los niños y el reguetón más compartidas en redes sociales

El reguetón está también en escuelas de música como Púlsar Rockschool. Su director es consciente de su atractivo: «Les engancha su sencilla forma rítmica. Se les pega más que la propia letra, de la que no son conscientes. Con algunas hay que tener cuidado, pero es cierto que en las clases piden trabajar con reguetón. Cuándo les pregunto el motivo dicen que les hace bailar. Está de moda porque se pega mucho», dice Jose Escolante. En esta escuela destripan los temas de moda. «Separamos la voz del ritmo y perciben que es muy sencillo. Intentamos que sean críticos. Aquí les ponemos de todo: desde reguetón a Bach. Tienen que ser críticos», sentencia.

«No estoy en contra del sexo, sí contra la sexualización de los niños»

Javier Becerra
ILUSTRACIONES QUE DENUNCIAN LO QUE ESCUCHAN LOS NIÑOS EN LAS FIESTAS INFANTILES
ILUSTRACIONES QUE DENUNCIAN LO QUE ESCUCHAN LOS NIÑOS EN LAS FIESTAS INFANTILES

Integrante de la junta de Mujeres en la Industria Musical y trabjadora de la promotora Miles Away de la sala Razzmatazz, Ivone Lesón habla sobre la música explícitamente sexual que muchas veces suena en las fiestas infantiles

Ivone Lesón rechaza de plano el que pequeños convivan con total normalidad con canciones machistas. «El hecho de que esté una niña de cinco años perreando y que la gente diga qué mona y cómo mueve el culo es horrible -opina-. Yo no estoy en contra del sexo, pero sí de la sexualización en niños que no entienden lo que están haciendo».

Además de su trabajo en el mundo de la industria musical, dentro de la promotora Miles Away, es madre de una niña de cinco años. Como tantas otras, ha visto cómo en cumpleaños y fiestas infantiles surgen canciones que subrayan los estereotipos de género. O se regodean en la violencia machista. «Esas canciones marcan unos patrones que ellos, siendo tan pequeños, normalizan. Eso me parece muy peligroso. Por un lado le estamos hablando del empoderamiento de la mujer y la igualdad. Por otro, todas estas canciones predican todo lo contrario. Le estamos petando la cabeza».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

¿Debe preocuparnos que nuestros niños canten temas de reguetón?