¿Cuánto va a durar este calor en Galicia?

Este domingo se espera una jornada calurosa en toda la comunidad, con máximas que llegarán al menos hasta los 27 grados


A medida que el anticiclón de las Azores se refuerza, las temperaturas aumentan. Ayer se alcanzaron valores altos para la época del año. Aunque la primavera ya ha comenzado, seguimos estando en marzo y la media de las máximas en este mes oscila entre los 15 y los 17 grados. Sin embargo, el termómetro ascendió en el sur de la comunidad hasta superar los 26 grados. Por tanto, las anomalías positivas alcanzaron los once grados respecto a los valores habituales.

Hoy la influencia del sistema de altas presiones se intensifica un poco más. El cielo estará muy despejado en las cuatro provincias. Las únicas nubes se formarán en la costa norte de Lugo por la mañana, que no tardarán en deshacerse, y en Ourense por la tarde. La nubosidad en A Mariña se forma por el viento del nordeste que arrastra humedad desde el Cantábrico mientras que en las zonas montañosas de interior aparecen como consecuencias de las altas temperaturas. Esta es la típica configuración del verano gallego. Las temperaturas también ascienden y de forma generalizada. En el sur no se descarta cifras cercanas a los 28 grados. Suben también en la mitad norte respecto a los registros de ayer. El viento, que soplará flojo, favorecerá que la sensación térmica de calor sea intensa.

Noches frías

Los únicos registros que se ajustan a la primavera ahora mismo son las mínimas. De noche, con el cielo despejado, el mercurio cae en picado, especialmente en el interior donde se registran valores negativos. La mínima más baja fue la pasada madrugada de cinco grados negativos en la localidad ourensana de Calvos de Randín. Esta situación genera un notable contraste térmico, superior a los treinta grados, entre las temperaturas diurnas y nocturnas.

Más anticiclón a corto plazo

La previsión a corto plazo apenas presenta novedades meteorológicas. El anticiclón seguirá dominando con contundencia. La circulación del nordés mantendrá un tiempo seco de forma generalizada, con la excepción de las nubes matinales en la costa lucense. Las temperaturas apenas van a experimentar cambios y, por tanto, se mantendrán por encima de los veinte grados en el caso de las máximas pero por debajo de los seis en lo referente a las mínimas.

De cara al próximo fin de semana, los modelos meteorológicos coinciden en que no solo habrá altas presiones sino que además se producirá un nuevo ascenso de las temperaturas máximas. Parece muy probable que las temperaturas registren anomalías positivas por encima de los 12 grados. Y tal y como refleja el mapa, el calor será más intenso en el la comunidad gallega que en otras zonas de la Península. Si se confirma, a partir del viernes próximo Galicia volverá a registrar valores por encima de los 25 grados en muchas localidades. De momento, no se aprecia rastro de lluvia en Galicia. 

La primavera en Galicia será cálida y seca

Xavier Fonseca
;
La primavera colorea Galicia Aunque la estación arranca oficialmente este miércoles a las 22:58 horas, el paisaje invernal ha quedado atrás para dar paso a un paisaje donde las flores son las protagonistas

No se esperan precipitaciones ni esta ni la próxima semana en la comunidad gallega según la Aemet

El invierno que está consumiendo sus últimas horas ha sido seco y muy cálido. Ha llovido un 35 por ciento menos de lo habitual y la temperatura ha superado en conjunto 0,9 grados el valor medio. Además, la anomalía positiva ha sido especialmente notable en Galicia. «Efectivamente, mientras en el resto de España la estación ha sido cálida en nuestra comunidad ha terminado siendo muy cálida», explica Francisco Infante, delegado de la Aemet

Las altas temperaturas se concentraron en diciembre y, sobre todo, a finales de febrero. Un potente anticiclón sobre Europa y una profunda borrasca sobre el Atlántico, crearon un corredor de aire tropical que disparó el termómetro hasta alcanzar valores casi veraniegos, superando los 25 grados en muchas localidades del sur de la comunidad. «Se alcanzaron registros históricos en estaciones tan antiguas como la de Lugo, Ourense y Pontevedra. Esto no es algo que ocurra en todos los meses de febrero y nos da una idea de la situación tan atípica que tuvimos», reconoce Infante. En otras estaciones, como la de A Coruña, la anomalía positiva rozó incluso los cuatro grados respecto a la cifra media normal del invierno. El episodio de aire africano también favoreció que en otros países, como el Reino Unido, se superasen por primera vez durante un invierno los veinte grados.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

¿Cuánto va a durar este calor en Galicia?