Bienvenido a Galicia, Míster Azores

El anticiclón reaparece para dejar tiempo seco y cálido unos días. Mañana hay avisos por altas temperaturas


Puede que muchos lo hayan olvidado, pero la temporada de playa empezó allá por febrero. En marzo, abril y mayo también hubo oportunidades para disfrutar de los arenales de la comunidad. Pocos gallegos se quejaron de aquella situación. A nadie le sorprende que el primer chapuzón se adelante cada año. Las altas temperaturas que iban sucediéndose unas detrás de otras a lo largo de los meses invitaron a confiarse, sobre todo las que hubo a finales del mes de mayo, a pocos días del verano. A Coruña marcó por unas horas la máxima más alta de España. Las previsiones estacionales tampoco ayudaron ya que apuntaban a una estación cálida.

Cada uno de esos episodios de intenso calor previo al estío tenía un origen claro, el anticiclón de las Azores. Se vino arriba fuera de temporada. En ocasiones se situaba sobre el Reino Unido y otras veces sobre Europa. En ambos casos desplazaba aire cálido desde el norte de África.

Sin embargo, en cuanto comenzó junio ocurrió algo inesperado. El sistema de altas presiones parecía sentirse incómodo y decidió abandonar su posición natural en esta época del año. Este anticiclón, de tipo termodinámico, se alimenta de aire caliente y, por tanto, es durante el verano cuando se encuentra con más fuerza. Hace unos días se ha sabido que una anomalía que no se registra desde 1900 explica su comportamiento actual.

El tiempo en Galicia desde entonces no levanta cabeza, sobre todo en el norte de la comunidad. Las provincias de Pontevedra y Ourense se están librando a menudo de las configuraciones que generan nubes bajas, nieblas e incluso algunas lluvias muy débiles. Pero, en las próximas horas, algo está a punto de cambiar. El anticiclón resucita. Y Galicia lo notará enseguida. Hoy el cielo ya estará despejado prácticamente de forma generalizada y las temperaturas ascenderán. Mañana, las altas presiones se situarán al norte, sobre el continente. Volverá a entrar aire cálido desde el sur de la Península.

Una situación casi inédita en el período estival. El ascenso térmico afectará a las cuatro provincias aunque será más intenso en el interior. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado un aviso amarillo en el sur de Ourense y Lugo y en la cuenca del Miño por máximas que alcanzarán los 36 grados.

El tiempo seco y cálido permanecerá el martes, pero ya aparecerán los matices, tan frecuentes este verano. Se esperan nieblas y tormentas por la tarde. Los modelos meteorológicos señalan que el miércoles el anticiclón volverá a las andadas. Comenzará a desplazarse hacia el sur y el oeste, generando otra vez una meteorología muy cambiante. Con tanta variabilidad, el jueves incluso conseguirá colarse un frente que dejará lluvias en toda la comunidad.

A medio plazo no se aprecia que este comportamiento vaya a tener fin. Habrá que aprovechar por tanto su visita fugaz prevista para este lunes y a partir de entonces exprimir al máximo cada minuto de tiempo seco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Bienvenido a Galicia, Míster Azores