España sumó 8.532 nuevos casos de coronavirus durante el fin de semana

Las cifras serán mayores porque ayer no hubo datos de Cataluña, Madrid y Navarra


«Los datos de hoy hay que valorarlos con mucho cuidado». El que advierte no es traidor: Fernando Simón quiso dejar claro este lunes, tras desglosar el informe diario de Sanidad sobre la evolución del covid-19 en España, que la cosa no está (literalmente) para fiestas. El balance recogió 968 nuevos casos, diagnosticados en las últimas 24 horas, cuando el viernes había registrado más de 1.500, pero ojo, porque el último parte no incluye los contagios de Madrid, Navarra y Cataluña. «Problemas de carga por cuestiones técnicas» al hacer el recuento, disculpó el director del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias. Teniendo en cuenta que los Ejecutivos autonómicos comunicaron este lunes 80, 78 y 1.243 contagios respectivamente (con la cifra catalana hay que tener cuidado porque incorpora también los serológicos y los diagnósticos epidemiológicos), el total de enfermos en el conjunto de España se sospecha mucho más elevado. Solo hay que echar tres días la vista atrás y hacer cuentas: el viernes figuraban en las tablas 288.522 casos en total; este lunes, 297.054, 8.532 infecciones más. El pasado fin de semana (mismo período) fueron 6.361.

De los 968 nuevos positivos, 586 se detectaron en Aragón, zona roja junto a Cataluña, pero los rebrotes germinan ya por todo el territorio español: no hay comunidad que se salve. En estos momentos, hay «abiertos» 560, 77 más que el jueves. La mayoría continúan ligados a reuniones familiares y de amigos, pero es en ambientes de ocio nocturno donde el virus campa más a sus anchas. La transmisión empieza a frenarse, eso sí, en ámbitos laborales, sobre todo en el campo: «[Los brotes relacionados con los temporeros] han disminuido sustancialmente, también los casos asociados a ellos», celebró ayer Simón.

Hay más indicadores positivos. Y uno menos bueno. La cifra de asintomáticos sigue siendo muy alta, en torno al 60 %, un valor «muy favorable» que se combina con una letalidad «muy baja». «Estamos detectando muchísimo más que hace unos meses», sin embargo, la positividad de las pruebas PCR también ha aumentado, advirtió. «Es verdad que se hacen muchas -señaló-, pero el incremento nos lleva a tener mucho cuidado a la hora de interpretar la situación».

Mano dura de Extremadura y Aragón con el ocio nocturno

El Ministerio de Sanidad observa con atención los incrementos de casos ante la necesidad de dictar nuevas instrucciones, esta vez relacionadas con la manera en la que los españoles se relacionan y disfrutan de su tiempo libre. Los Gobiernos regionales ya se han puesto a ello. Con el objetivo de controlar la transmisión comunitaria, Aragón ampliará a todo su territorio restricciones que ahora solo están vigentes en algunas zonas, como la prohibición del botellón y las peñas o la limitación del ocio nocturno, los horarios de la hostelería y las reuniones, que deberán ceñirse a un máximo de diez personas.

Detrás va Extremadura, a la espera de la resolución judicial que le autorice a prohibir las reuniones privadas de más de 15 personas, así como el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública.

La OMS advierte de que «quizá no haya nunca» una cura para el coronavirus

La Voz
Un hombre con mascarilla pasa junto al centro de investigación del covid-19 en Oldham, Reino Unido
Un hombre con mascarilla pasa junto al centro de investigación del covid-19 en Oldham, Reino Unido

Los casos confirmados a nivel mundial se han multiplicado por cinco en los últimos tres meses. A falta de vacuna, la organización sanitaria insiste en que hay que seguir intentando controlar los contagios con el rastreo de los infectados y sus contactos

Pese a los avances que se están produciendo en las últimas semanas en el desarrollo de una vacuna contra el covid-19, lo cierto es que «no hay una bala de plata en este momento», advirtió este lunes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y «quizá no la haya nunca». No obstante, «nunca es demasiado tarde para darle la vuelta a la situación», dijo en rueda de prensa en Ginebra, donde quiso apelar a los principios básicos de la salud pública y el control de enfermedades para detener los rebrotes. Su receta es la siguiente: «Probar, aislar y tratar pacientes, y rastrear y poner en cuarentena sus contactos. Informar, empoderar y escuchar a las comunidades».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

España sumó 8.532 nuevos casos de coronavirus durante el fin de semana