Muere la suegra de Paz Padilla tres semanas después de fallecer su hijo

La humorista y presentadora sigue viviendo su duelo alejada de la vida pública


Apenas tres semanas de la inesperada muerte de Antonio Juan Vidal, marido de Paz Padilla, hace unos días fallecía también la madre de él, Ana Isabel Agarrado, según publica Portal de Cádiz. La mujer ya no pudo acudir al entierro de su hijo, en el que la actriz y humorista arropó a parte de la familia de su marido, como a la hija menor de edad que dejó huérfana Antonio Vidal. La muerte del marido de Paz Padilla causó gran conmoción debido a que pocos eran los que conocían la gravedad de su enfermedad, que ocultó incluso a parte de sus compañeros de trabajo. 

Este año 2020 ya comenzaba con un duro revés para Paz Padilla, con la muerte de su madre, Lola, a los 91 años de edad, a la que despedía con una emotiva entrada en su perfil de Instagram:

«Ella disfrazaba la vida, las carencias las disimulaba y hacía que las pequeñas cosas fueran importantes para cada uno de sus hijos. No sé cómo lo hacía, pero todos nos creíamos que éramos su preferido; nos inculcó el humor como forma de vida. Tu despedida ha sido triste a la vez que bonita. Ayer volviste a ser el centro de la fiesta, donde todos los que estuvieron se habrían reído contigo, como tantas veces lo hicieron. Tus ganas de vivir y tu fuerza la mantuviste hasta tu último soplo; y decías: Tiene guasa tener que irse!!!! Cuando todos tus pollitos estuvieron a tu alrededor, emprendiste tu viaje para reunirte con el viejo. Seguro arriba la estarás liándola con tu amiga Juana la Chata como en el banco del cerro Prim, donde atrapabais con vuestro sarcasmo y doble sentido a todos los que allí se atrevían a cruzar, sin poder dejar de reír. Los cuchichines brindamos por Usía... Vete tranquila porque tu esencia, como solías decir, la llevamos en los “gemene”». 

View this post on Instagram

Ella disfrazaba la vida, las carencias las disimulaba y hacía que las pequeñas cosas fueran importantes para cada uno de sus hijos. No se como lo hacía, pero todos nos creíamos que éramos su preferido; nos inculcó el humor como forma de vida. Tu despedida ha sido triste a la vez que bonita. Ayer volviste a ser el centro de la fiesta, donde todos los que estuvieron se habrían reído contigo, como tantas veces lo hicieron. Tus ganas de vivir y tu fuerza la mantuviste hasta tu ultimo soplo; y decías: -Tiene guasa tener que irse!!!! Cuando todos tus pollitos estuvieron a tu alrededor, emprendiste tu viaje para reunirte con “el viejo”. Seguro arriba la estarás liándola con tu amiga Juana la Chata como en el banco del cerro Prim, donde atrapabais con vuestro sarcasmo y doble sentido a todos los que allí se atrevían a cruzar, sin poder dejar de reír. Los cuchichines brindamos por Usía... Vete tranquila porque tu esencia, como solías decir ,la llevamos en los “gemene”

A post shared by Paz Padilla (@paz_padilla) on

Desde el emotivo entierro de Antonio Juan Vidal, Paz Padilla se ha retirado absolutamente de la vida pública para vivir su duelo en la intimidad, como vivió la enfermedad de su marido. Su última publicación en su cuenta de Instagram, donde es especialmente activa, se la dedicó a su marido hace semanas. 

«Hoy hace una semana que perdí al amor de mi vida. Quiero agradeceros vuestro apoyo y los miles de mensajes. Me conmovió enormemente las flores que, de forma anónima, recibimos en el tanatorio. Gracias a los amigos que se desplazaron para estar conmigo en esos momentos difíciles, a esos reportajes tan bonitos y al trato tan humano. Los compañeros que cada día me dicen que me quieren y me mandan energía. He vivido una historia de amor corta pero muy intensa, se que su amor vivirá en mi para siempre. Ahora estoy de retiro, atravesando el desierto más duro de mi vida, donde solo veo piedras en el camino. Él me ayudará a encontrar mi destino. Soy un animal herido, pero avanzando». 

View this post on Instagram

Hoy hace una semana que perdí al amor de mi vida. Quiero agradeceros vuestro apoyo y los miles de mensajes. Me conmovió enormemente las flores que, de forma anónima, recibimos en el tanatorio. Gracias a los amigos que se desplazaron para estar conmigo en esos momentos difíciles, a esos reportajes tan bonitos y al trato tan humano. Los compañeros que cada día me dicen que me quieren y me mandan energía. He vivido una historia de amor corta pero muy intensa, se que su amor vivirá en mi para siempre. Ahora estoy de retiro, atravesando el desierto más duro de mi vida, donde solo veo piedras en el camino. Él me ayudará a encontrar mi destino. Soy un animal herido, pero avanzando.

A post shared by Paz Padilla (@paz_padilla) on

Paz Padilla ha pasado algunos días navegando junto a su hija Anna y recuperándose para poder retomar sus compromisos profesionales. Muchos de sus compañeros, que desconocían el drama por el que estaba pasado y por el que decidió no acudir a trabajar durante más de dos meses para proteger a su familia, aún se sorprenden de la fortaleza que demostraba en sus apariciones públicas, como en una entrevista con Andreu Buenafuente en Late Motiv, donde no se percibió ni un atisbo de su preocupación por la enfermedad de su marido. Fue a finales de mayo, menos de dos meses antes de despedirse para siempre del que fue el amor de su vida. 

Paz Padilla se despide de su marido: «Nos queda una tercera oportunidad» 

Paz Padilla está viviendo estas semanas su duelo de forma íntima, muy arropada por los suyos, pero deberá aprender a vivir sin el verdadero amor de su vida. Y es que la historia de amor entre Paz Padilla y Antonio Juan Vidal es una de esas cargadas de segundas oportunidades, de las carambolas del destino que nos une y nos separa a su antojo. Como contaba ella en el programa de Bertín Osborne hace unos años, se conocieron siendo unos adolescentes y estuvieron juntos casi quince años, pero cuando ella empezó a hacerse famosa rompieron. «Estuvimos 14 años de novios pero, cuando yo empecé en la tele, nos separamos. Él se casa, yo me caso... Estuvimos separados 20 años. Los dos hemos tenido que sufrir para reencontrarnos en el mismo punto», confesaba. Se reencontraron y descubrieron que nunca habían dejado de amarse y decidieron que no se separarían nunca jamás. Hasta que la enfermedad se cruzó en sus vidas y rompió su vida en común apenas cuatro años después de su boda en Zahara de los Atunes, la misma localidad en la que vivieron su amor de jóvenes y en la que ahora descansan para siempre los restos de Antonio. 

La emotiva despedia de Paz Padilla a su marido

Paz Padilla, que llevó con máxima discreción la enfermedad de su marido, hasta el punto que muchos de sus compañeros de Sálvame desconocían que sufría un cáncer terminal, dedicó una publicación en Instagram muy especial a su marido horas después de su entierro. «Siempre estaremos fundidos en uno. Espérame que todavía nos queda una tercera oportunidad. Avanza», escribía junto a una foto en blanco y negro de los dos, en la que Antonio la besa en la nuca. 

También la hija de Paz Padilla, Anna, quiso despedirse de Antonio, al que estaba muy unida. «Habéis sido el mejor ejemplo de amor, respeto y bondad que nunca tendré. Un amor así de pleno y real, se merece ser eterno», escribía en las redes sociales. 

Un día después del funeral, Paz Padilla compartía en Instagram varios vídeos de una emotiva y festiva despedida en la misma playa de Zahara de los Atunes donde se casaron en el 2016. «Cada último rayo del sol de ayer fue por ti, te quiero my love», escribía. 

Un funeral cargado de emoción

Según relataba Jose Antonio León, reportero de Sálvame y uno de los compañeros de Telecinco que arropó a Paz Padilla en el adiós a su marido, el funeral estuvo cargado de emoción. «Más que una despedida ha sido como una celebración del amor muy especial», explicó. «Se dedica al humor, qué mejor manera de homenajearle que con un monólogo», añadía. «Paz ha pedido la canción que él pedía bailar en el cumpleaños de la presentadora, es mucho más festiva, pero con la carga emocional, ha pedido a sus familiares y amigos que se acercaran y bailáramos. Los que lo hemos sentido así y sabemos cómo quería hacerlo, nos hemos acercado y hemos bailado a la par que nos emocionábamos, es este contraste lo que te remueve. Ha sido muy bonito», contaba, definiendo la ceremonia como «a la americana». «Yo lo dejé una vez y ahora me ha dejado él. ¡El cabrón, me la ha devuelto!», asegura que dijo Paz Padilla en el funeral. 

El día del entierro del marido de Paz Padilla fue un día muy complicado para sus compañeros de Sálvame, aún en shock al conocer la tragedia que estaba viviendo Paz Padilla. Con Carlota Corredera al frente, el programa quiso rendirle homenaje y enviarle todo su apoyo. 

«Hoy Paz Padilla ha enterrado a su marido en Zahara de los Atunes, un lugar que acogió una bellísima historia de amor, que comenzó en la adolescencia y ha durado más de 30 años. Familiares y amigos han arropado a Paz en estos duros momentos en los que, sin poder contener las lágrimas, nuestra compañera se ha derrumbado en brazos de su hija, completamente devastada. Antonio era su amor de juventud, su alma gemela. Con él todas las piezas encajaban», comenzaba Corredera, casi sin poder contener la emoción. «Ahora Antonio se ha ido para siempre. Desde Sálvame, todos los compañeros, a los que nos hubiera encantado estar ahí acompañándote en estos momentos tan tristes, queremos enviarte un fuerte aplauso de cariño para ti y para toda la familia de Antonio», añadía. 

La extraordinaria discreción de Paz Padilla

Y es que Paz Padilla decidió ocultar la tragedia familiar que estaba viviendo a su círculo profesional. «Aquí arrancamos este lunes. Sin duda, es el programa más triste. Nos han pasado muchísimas cosas en estos 11 años, y ha habido tardes muy tristes, pero es incomparable lo que está viviendo nuestra compañera Paz. Ella decidió, entiendo que de acuerdo con su marido, el mantener todo este dolor con una discreción que nos llama la atención porque nosotros nos lo contamos todo. Es muy difícil no compartir algo tan importante y tan duro, pero ella fue muy discreta», explicaba. 

«Me consta que el núcleo íntimo, incluso dentro del círculo más íntimo, tampoco estaba al tanto de todo lo que estaba viviendo, de este trágico final que ha tenido su marido. Pero bueno, no hay que cuestionarla, cada uno vive su dolor como quiere. Es muy difícil poner palabras al dolor. Nos ponemos en su piel y maldito 2020», añadía secándose las lágrimas. 

Algunos de su compañeros de plató se enteraban el domingo, como aseguraba Kiko Matamoros con cierta incredulidad y pena. «No tenía ni idea, lamento mucho no haber estado al corriente porque hay cosas que se viven y se tratan de otra forma. Respeto la decisión de Paz de haberlo llevado en silencio. Me ha llamado Belén Esteban para decírmelo y me ha dejado fatal», aseguraba.

Especialmente emotivo fue el mensaje que le envió Mila Ximénez, que lucha desde hace unas semanas contra un cáncer de pulmón. «Querida Paz. Te mando toda la fuerza del mundo. Incluida la que me sobra a mí. Te quiero», escribía. 

Gustavo González se mostraba muy emocionado y decía: «Cuando hay momentos así no sabes ni qué decir, la muerte es la consecuencia de la vida. Hay gente que se tiene que ir, pero se van después de una vida. Paz era muy especial y creo que todos sabíamos que lo estaba pasando mal». 

«Me he quedado en shock al enterarme de la noticia de la pérdida de Antonio. El gran amor de Paz Padilla. Lo bonito que la vida Paz os volvió a unir y fuisteis inmensamente FELIZ. D.E.P Antonio», decía Rosa Benito, excompañera de Sálvame que ahora colabora en Ya es mediodía, con un mensaje del que se desprende que tampoco conocía la enfermedad de Antonio Vidal. 

«Toda mi fuerza para mi compañera Paz Padilla y para la familia de su gran amor», aseguraba María Patiño a la que le costaba incluso presentar Socialité de la emoción. 

«Estoy sobrecogida porque yo trabajé con Paz la semana pasada. Su entereza, su fuerza... esa capacidad, esa profesionalidad de entregarse al público sin querer compartir su dolor más profundo y ha querido vivir con los suyos la enfermedad de su gran amor, de Antonio, a quien tuve la oportunidad de conocer en una comida y podría decirte que lo recuerdo como un hombre sensible, discreto y profundamente enamorado de Paz», explicaba Patiño. 

«Sé que Antonio ha sido inmensamente feliz al lado de Paz porque he tenido la suerte de ver cómo se miraban y se disfrutaban. Eran de esas pocas parejas que te encuentras en la vida que se dicen “te quiero” con los ojos. Me duele en el alma lo que tiene que estar sufriendo Paz en estos momentos. Si hay alguien que no se merece pasar por esto, es ella porque se dedica a diario a repartir alegría y felicidad con su energía maravillosa a todas las personas que la rodean. Paz es capaz de reírse con todo el arte del mundo de cualquier situación. Pero hay veces que la vida no tiene ni puta gracia. Te quiero amiga», publicaba Laura Caballero, directora y guionista de La que se avecina, serie en la que Paz Padilla interpreta a La Chusa desde hace varios años. 

«No sabía nada, me imagino este palo tremendo. Tiene un grandísimo mérito como profesional del humor que parece que no les pasa nada», lamentaba María Teresa Campos, mientras que Chelo García Cortes aseguraba que no podía hablar tras conocer la noticia. Su hija Terelu, era otra de las que desconocía la gravedad de Antonio Vidal. «No sabía que Antonio estaba tan mal», aseguraba a Chance visiblemente afectada. «Lo respeto profundamente, Paz siempre estuvo a mi lado en los peores momentos de mi vida personal, en la enfermedad y me hubiera podido gustar que me hubiera usado de bastón si lo hubiera necesitado. Entiendo que ella ha hecho lo que ha creído que era mejor para ellos y eso me parece que es lo más importante. Desde luego decir que, sin lugar a dudas, estoy a su lado para todo lo que ella considere que yo pueda ayudarle, que estoy en su dolor y que estamos aquí para darle la mano para levantarla», explicaba. «El gran bastón en la vida de Paz es Anna. Saldrá adelante porque es una persona fuerte y con mucha espiritualidad y eso es muy importante, tiene a una hija maravillosa que yo sé que la va a ayudar un montón», añadía.

Lydia Lozano intervenía en directo en Socialité mostrándose muy apenada también. «La he llamado y me ha impactado porque ella estaba como preparada. Me he puesto a llorar porque no sabía qué decirle y ella también se ha puesto a llorar. Me ha dicho: ´Es que si lloras, yo también me pongo a llorar´», explicaba. Lozano recordó las críticas que recibió Paz Padilla tras la muerte de Álex Lequio, que incluso fueron de parte de alguno de sus compañeros de programa. «Nos impactó a todos y yo creo que ella estaba hablando en primera persona», confesaba. «Me ha dicho que no quería que saltase la noticia, que ha sido un año muy duro y que los últimos seis meses han sido muy bonitos. Que la despedida ha sido preciosa», explicaba. 

«Todos decíais que era muy aprensiva y ahora entendéis por qué no quería volver a trabajar», explicaba la periodista. «Nos ha engañado a todos y de una forma muy bonita», terminaba.

Precisamente junto a Lydia Lozano, Antonio Montero y Chelo García-Cortés protagonizaba el último vídeo que publicó Paz Padilla en su cuenta de Instagram hace cuatro días. 

«Amiga @paz_padilla , cuantas veces hemos hablado tú y yo de las cosas importantes de la vida , sobre todo a raíz de la pérdida de tu madre y mi padre, y hoy la vida nos da su peor versión diciendo adiós a Antonio, el gran amor de tu vida. Eres fuerte, buena, generosa y estás llena de amor... y la gente que te admiramos y te queremos te sostendremos para no dejarte caer. Amiga, no sabes cómo me gustaría ahorrarte este dolor», le escribía Toñi Moreno

«Mi querida @pazpadilla, no me imagino lo duro que tiene que ser este momento... todo mi amor y cariño para ti y la familia. Te quiero compañera», le escribía Edurne. 

«No tengo palabras @paz_padilla Solo puedo decir que se ha ido una de las personas más buenas que he conocido. Lo siento mucho Paz, cariño, no sabes cuánto. Antonio mío, buen viaje amigo, cuida de ella desde arriba y que Dios te tenga en su gloria. D.E.P. Mi más sentido pésame a toda su familia», lamentaba Pitingo, gran amigo de Antonio. 

El trabajo ha sido el principal refugio de Paz Padilla en estos últimos meses, ya que también ha grabado las últimas escenas de La que se avecina (sobre la que pende la incertidumbre tras quedarse sin los platós donde se grababa). «Último día de rodaje para la chusa, espero que por esta temporada. Gracias a todo el equipo de @la_queseavecina y a sus directores y creadores @lauracaballero_ @alber_caballero , por contar conmigo un año más, siempre soy muy feliz con vosotros, es un chute de alegría en mi vida, gracias!!!! Feliz verano!!!», escribía. 

Hace apenas unos días Paz Padilla se convertía en noticia al anunciar Mediaset que no formaría parte de las primeras galas de Got Talent como jurado, aunque no trascendían los motivos. Todo parece indicar que el estado de su marido ya era muy delicado, y ella prefería no separarse de su lado. 

También desde el perfil de Mediaset le enviaban un cariñoso mensaje: «Paz estamos contigo». 

«Cuando una amiga sufre, ese sufrimiento también es de uno y cuando es un suceso tan terrible como perder a tu media naranja, a la persona que más quieres, ese sufrimiento es todavía mayor. Ayer fue un día difícil para las personas que queremos a Paz Padilla», decía Joaquín Prat en El programa del verano. «Él era un tipo que era tranquilo, sencillo, tremendamente enamorado de Paz y que se ha muerto demasiado joven. Desde aquí le queremos mandar un beso enorme nuestras condolencias y nuestro pésame», terminaba. 

Para sus compañeros de Sálvame, Paz Padilla ha enviado un mensaje que leyó Lydia Lozano: «Sé lo que me queréis y sé que cuando vuelva mi gente de Sálvame me va a apoyar mucho, qué bonito ver las imágenes, sé que cuando vuelva os voy a tener a todos».

Una bonita historia de amor, truncada prematuramente

Paz Padilla y Antonio Juan Vidal se conocieron cuando ella tenía 14 años y el 17, sin embargo sus caminos se separaron y ambos empezaron a hacer su vida por separado. Tras 20 años separados, sus caminos se reencontraron y Paz Padilla no quiso separarse nunca más del que había sido el amor de su vida. Y es que tras la boda que tuvieron de ensueño en el 2016, la presentadora confesó públicamente que se casó con Antonio en secreto en la India. «Yo no me vuelvo a separar. Me he casado con el hombre de mi vida. Me ha costado volverlo a encontrar 20 años. Para mí lo es todo, me gusta su olor, es maravilloso todo, es un tío muy bueno, muy compresivo... Sabía que lo quería, pero no tanto», fueron las palabras de Paz Padilla tras su enlace matrimonial. 

Antonio Juan Vidal, abogado de profesión y funcionario de la Junta de Andalucía, se casó con Paz Padilla en octubre del 2016. Con él rehízo su vida después de separarse de su primer marido y padre de su hija Anna. «Estuvimos 14 años de novios pero, cuando yo empecé en la tele, nos separamos. Él se casa, yo me caso... Estuvimos separados 20 años. Los dos hemos tenido que sufrir para reencontrarnos en el mismo punto», explicaba Paz Padilla a Bertín Osborne.

La boda se celebró en la playa, en Zahara de los Atunes (Cádiz). La pareja quiso que el enlace se celebrase de una manera íntima, pero Paz Padilla estuvo acompañada por algunos compañeros de profesión, como los actores Eva Isanta y David Palmero o David Valdeperas, director de Sálvame

 La humorista, actriz y presentadora colgaba numerosas imágenes en las redes sociales de su boda, donde se podía ver su vestido blanco, con encaje y cola, y algunos de los momentos más románticos de la ceremonia. «Nos hemos casado», escribía en la primera de ellas.

El destino volvió a unir a la pareja, que se conocía desde su juventud, pero apenas ha permitido cuatro años de feliz matrimonio. 

Ana Obregón, tres meses después de la muerte de Álex Lequio: «Ocho millones de segundos en una oscuridad absoluta»

Martín Bastos

La presentadora y actriz hace recuento de los días, los minutos y los segundos que lleva separada de único hijo

Ana Obregón ha recordado a su hijo cuando se cumplen tres meses de su muerte, el pasado fatídico 13 de mayo. Lo ha hecho de nuevo a través de su cuenta de Instagram junto a una foto de ambos en el mar. En ella aparece Ana Obregón en los brazos de su hijo. 

«Tres meses sin ti. 91 días profundamente agradecida y emocionada por vuestros mensajes de amor y cariño que me acompañan en este camino de lágrimas. 131.131 minutos sin mi mejor amigo, mi cómplice, mi protector, mi amor, mi ejemplo, el hombre de mi vida, mi principio y mi fin, mi hijo. Casi 8 millones de segundos en una oscuridad absoluta que solo evita tu luz mi Áless. #alessforever»

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Muere la suegra de Paz Padilla tres semanas después de fallecer su hijo