Los rastreadores militares se preparan para actuar en Galicia

Están formándose equipos en Pontevedra, Marín y Ferrol

Los rastreadores de la Brilat en una jornada de formación en la base de Pontevedra
Los rastreadores de la Brilat en una jornada de formación en la base de Pontevedra

pontevedra / la voz

El 25 de agosto, tras el parón estival, Pedro Sánchez tomó la palabra para hablar de la pandemia. Dijo que volvía a ser necesario sumar esfuerzos para doblegar la curva de los contagios. E hizo un ofrecimiento a las comunidades autónomas: dijo que ponía a su disposición a dos mil rastreadores del Ejército para ayudarles a localizar a los contactos de las personas contagiadas de coronavirus. Solo dos días después, la titular de Defensa, Margarita Robles, señaló que el Ejército estaba preparado para actuar de forma inmediata una vez que las comunidades así lo solicitasen. Ha pasado casi un mes desde entonces. Y los contagios siguen subiendo en Galicia. Sin embargo, los rastreadores militares, operativos en otras comunidades autónomas, aquí todavía no han iniciado el trabajo de campo. Eso sí, se están formando para hacerlo.

Los rastreadores no han iniciado el trabajo de campo en Galicia El Ministerio de Defensa ya tiene a militares operativos en comunidades como Valencia, Castilla-León, Madrid o Murcia. En algunos casos se trata de unidades del Ejército que trabajan in situ en las comunidades y en otro son miembros de la UME que hacen los rastreos telefónicos desde Madrid, desde su base de Torrejón de Ardoz. ¿Qué ocurre en Galicia, donde el Ejército todavía no está haciendo rastreos? Defensa no da demasiadas explicaciones. Así, se limita a señalar: «En el caso de esta comunidad autónoma -refiriéndose a Galicia-, en estos momentos aún no hay rastreadores trabajando sobre el terreno puesto que la operación está en fase de integración técnica y de procedimientos con la consejería de Salud. Una vez finalice esta fase, iniciarán su trabajo de campo». Es decir, ni siquiera da una fecha de inicio.

Sin embargo, fuentes del Ejército de Tierra y de la Armada sí explicitan un poco más cómo será esa labor y fijan la puesta en marcha de los rastreadores para finales de este mes. ¿Dónde estarán? Al menos, tendrán tres bases operativas. Se está formando un equipo -los rastreadores militares tienen perfil sanitario y además se les dan cursos relacionados con el covid-19 y también de habilidades comunicativas- en la base de la Brilat en Pontevedra. Concretamente, en el caso pontevedrés se están preparando unas 130 personas para ayudar a los rastreadores del Sergas. Igualmente, se preparan otros dos equipos tanto en la Escuela Naval de Marín como en el Arsenal de Ferrol. En este caso, no facilitan el número de rastreadores ligados a la Armada.

Se supone que ahora mismo se están poniendo en sintonía con el Sergas para actuar. Y que a finales de mes lo harán. Otra cosa es que se cumplan las previsiones.

Así se rastrean los focos en la hostelería

nieves d. amil

Pontevedra suma tres nuevos contagios y son ya 299, la mitad de los registrados en el área

La hostelería pontevedresa está en el punto de mira. El comité clínico que fija las restricciones para frenar el avance de la pandemia en Galicia señaló a tres cafeterías y un restaurante de la ciudad como origen de brotes importantes. Ese punto de partida ha llevado a la Xunta a plantear un cribado del sector para ver si hacen faltas «medidas quirúrxicas» que completen las restricciones especiales. Pero, ¿cómo las harán? El presidente de la Asociación de los Empresarios Hosteleros de Pontevedra (Asehospo), Víctor Pampín, asegura que están trabajando en ese sentido para intentar hacer un control voluntario de los profesionales del sector. «Todo lo que sea por el bien de la salud, estoy a favor, colaboraré, pero todavía no existe fecha», apunta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los rastreadores militares se preparan para actuar en Galicia