¿Puede Galicia tener toque de queda?

El conselleiro lo ve una herramienta «interesante» desde el punto de vista técnico, pero habría que definir exactamente en qué consiste y su encaje normativo


Santiago / La Voz

¿Puede Galicia llegar a tener un toque de queda? Podría. El conselleiro de Sanidade ha calificado de herramienta «interesante dende o punto de vista técnico» una medida de estas características, aunque es necesario analizar de manera pormenorizada el encaje normativo de esta posibilidad.

«Nós neste momento non podemos tomar esa decisión», ha remarcado el responsable de Sanidade, aunque es una posibilidad que está sobre la mesa del consejo interterritorial que se celebrará mañana. El Gobierno ha estado valorando esta posibilidad, aunque por el momento está ceñida a la declaración de un estado de alarma. 

«Temos que ter criterios obxectivos que posibiliten esa opción e tamén ter moi claro en que sitios se aplica e para que», ha remarcado el conselleiro de Sanidade. Madrid ha sido la primera comunidad en solicitar al Gobierno que analice esta medida, por entender que las comunidades no tienen la competencia.

El toque de queda es una posibilidad que ya se ha puesto en marcha en Francia, con una restricción de la movilidad entre las 9 de la noche y las 6 de la mañana en París y en las ocho grandes regiones metropolitanas. Los expertos creen que sería una buena medida para frenar las fiestas y los botellones, una de las grandes vías de transmisión del coronavirus en esta segunda ola. 

El Gobierno estudia el toque de queda, que requiere decretar el estado de alarma

Salvador Illa pide responsabilidad individual para combatir la segunda ola: «Es una realidad en toda Europa»

La Voz

El Gobierno reiteró el martes la gravedad de la situación actual de la pandemia por medio de su ministra portavoz y del titular de Sanidad: «Nos encontramos en un momento decisivo», introdujo la portavoz, María Jesús Montero. «La segunda ola ya no es una amenaza, es una realidad en toda Europa»,confirmó el ministro Illa. El titular de Sanidad subrayó la gravedad de la situación y expuso que solo hay dos claves para frenarla: «Reducir la movilidad y reducir los contactos personales de cada uno. Y es mejor que eso lo hagamos con el esfuerzo de todos que con limitaciones legales».

Illa se refirió a la posibilidad de usar el recurso del toque de queda como han hecho en otros países europeos explicando que no podría llevarse a cabo sin decretar un estado de alarma y señalando que, para ello, habría que explorar el apoyo de otros grupos políticos ya que, entiende, no sería una cuestión para aplicar solo durante 15 días. En cualquier caso, Salvador Illa afirmó que el toque de queda era algo que estaba en el debate pero en ningún caso decidido. «No contemplamos la posibilidad de un mando único», reiteró el ministro, que descartó también prorrogar el estado de alarma en Madrid, que decaerá el próximo sábado, después de 21 días y con resultados positivos ya que la incidencia de la infección ha descendido sustancialmente en este período: «El Gobierno no quiere sustituir a ninguna Administración, sino coordinarlas a todos, porque nos necesitamos unos a otros».

El titular de Sanidad se refirió en varias ocasiones a la responsabilidad personal como la primera medida contra el avance del virus: «Todos los españoles tenemos que estar en guardia», enumerando de nuevo las medidas individuales de higiene de manos, uso de la mascarilla, ventilación constante y distanciamiento social.

El ministro explicó también que en el consejo previo se había autorizado la compra de 31,5 millones de vacunas de las que 3,5 estarían en España durante el mes de diciembre si el desarrollo de la vacuna no sufría contratiempos. El resto irían llegando hasta el mes de junio con la capacidad de poder inmunizar a unos 15 millones de personas ya que se trata de una vacuna de doble dosis.

Feijoo pide que se aclare lo que se entiende por toque de queda

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ha abogado por determinar «qué se entiende por toque de queda», si limitar actividades concretas durante un tiempo o impedir la movilidad absoluta de ciudadanos, ya que ha dicho que no le gustaría «añadir confusión» al momento actual. Tras una reunión institucional con el alcalde de Ferrol, Ángel Mato, el presidente gallego ha considerado que puede ser «una buena medida» el cierre de determinadas actividades entre unas horas concretas, algo que ya se está aplicando en algunos lugares, en función de la incidencia de casos, entre otros parámetros.

Sin embargo, ha mostrado sus «dudas» sobre la capacidad de una autonomía para impedir que los ciudadanos salgan a la calle, por lo que ha abogado por «parámetros claros» y por una ley «específica» que avale a las comunidades a actuar frente a la pandemia. «No hay ningún lugar en España donde se esté prohibiendo salir a la calle a partir de las 12 de la noche, yo no conozco ninguna comunidad autónoma que lo haga. Y tengo dudas, además, de que una comunidad autónoma tenga competencias para hacerlo. Sin legislación (específica) imagínese cómo está el país: o estado de alarma o medidas de salud pública, no hay otras posibilidades», ha advertido Núñez Feijoo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

¿Puede Galicia tener toque de queda?