China empieza a comprar eucalipto en Galicia para exportar a su país y producir chapa

Una filial de la maderera Cheng Ji Wood cierra las primeras adquisiciones con productores de Pontevedra, A Coruña y Lugo con un precio medio en cargadero de 80 euros por tonelada

Un barco en una imagen de archivo carga madera de eucalipto en el puerto de Burela
Un barco en una imagen de archivo carga madera de eucalipto en el puerto de Burela

Santiago de Compostela

Exportaciones Forestales Wang S.L., la filial española de la maderera china Cheng Ji Wood, ha cerrado los primeros acuerdos de compra de madera de eucalipto (especie globulus) gallego, y lo ha hecho con productores de Pontevedra y el norte de A Coruña y de Lugo. Desde hace ya unos meses, esta firma está rastreando el mercado de esta autonomía para aprovisionarse de materia prima: en su oferta no hay límite de compra y paga al instante, pero busca eucalipto de 60 centímetros de diámetro y con un largo de entre 2,80 y 3,50 metros. El destino final es madera para chapa. «Nosotros compramos en cargadero o a pie de fábrica; en cargadero el precio estimado es de unos 80 euros por tonelada; en pie, es el precio del tronco en cargadero más porcentaje del resto; en ese caso hacemos un estudio y notificamos el importe total que recibirá el vendedor», explica Florencio Alonso, responsable de la filial china, que pretende abrir la compra de madera en la comunidad gallega a otras especies, como el roble y el castaño. «Ya lo iremos anunciando, pero no estamos aquí de paso, sino para quedarnos, y para ser compradores de materia prima durante los próximos años», explica el responsable de Exportaciones Forestales Wang S.L.

 El objetivo de esta compañía es hacer envíos periódicos a China a través de contenedores marítimos, y que cargarán en los diferentes puertos de la comunidad gallega. El envío mínimo será de unas 500 toneladas, hasta un máximo de 1.400. La maderera china ya ha comprado en Asturias, y en otros países como Portugal, Estados Unidos y Canadá. El capital chino está buscando en la comunidad gallega madera blanca, tirando a beis. «Se fijan mucho en el color de la madera porque la quieren para chapa, y no quieren saber nada, por ejemplo, del eucalipto chileno, por el tipo de corte y la calidad», precisa Florencio Alonso.

El Eucalyptus globulus, especie imperante en la costa, no resiste las heladas por encima de los 400 metros de altitud. Es precisamente en el norte de A Coruña y de Lugo donde se encuentran las plantaciones más atractivas para el capital chino, y donde acaba de echar las redes para aprovisionarse de materia prima. En Galicia hay otro tipo de eucalipto, el nitens, capaz de aguantar mejor el frío y que ha proliferado en las zonas de interior a costa del pino, especie que los propietarios y la industria de tablero se esfuerzan ahora por impulsar.

Los últimos datos aportados por la AFG sobre precios orientativos de la madera gallega muestran que, en el caso de eucalipto para chapa, oscila entre los 79 y 89 euros el metro cúbico con troncos de un diámetro igual o mayor a 70 centímetros, cotizaciones que se corresponden cuando se compra en el cargadero del camión. En parque de fábrica, los precios oscilan entre los 84 y los 97 euros el metro cúbico. «En principio, todo lo que suponga dinamizar el mercado de la madera es siempre positivo para el conjunto de la cadena de valor y para todos sus eslabones; vivimos en un mercado global, y el interés del capital extranjero puede ayudar a que se muevan cosas que están ahora paradas», precisa Ana Oróns, secretaria xeral de la Federación Gallega de Aserraderos y Rematantes de Galicia (Fearmaga).

 A finales del verano del 2017, Maderas Villapol, de A Mariña lucense, fue ya la primera empresa gallega en exportar un barco de pino en rollo para China. Un flete que superaba los 27.000 metros cúbicos y que suponía la primera operación de este tipo que se hacía en Europa. Todo se había exportado antes en contenedores, pero nunca a granel en esas cuantías, lo que pone en evidencia el peso que tiene el gigante asiático en la demanda de productos forestales. 

En Galicia, también está pendiente de aprobarse el nuevo Plan Forestal de Galicia, que busca una mejor ordenación del conjunto de las especies. Ahora se encuentra en fase de alegaciones. El objetivo es que el conjunto de la cadena de valor de la madera, desde el origen hasta las empresas transformadoras, puedan incrementar su valor. La comunidad es una potencia en la producción y transformación de madera, y ello pese a que infrautiliza un 30 % de su monte, un porcentaje que está muy por encima del que registran otras economías con un sector forestal fuerte, como es el caso de Suecia, Canadá, Austria o Estados Unidos. De los 680.000 propietarios que hay en Galicia, solo 80.000 cortan madera con regularidad, una actividad por cuyas ventas obtienen, cada año, casi 300 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Tags
Comentarios

China empieza a comprar eucalipto en Galicia para exportar a su país y producir chapa