Patrocinado por

El bonito del norte llega junto al pulpo gallego para hacerse un hueco en las mesas de verano

miriam garcía roca / m. c. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

EDUARDO

22 jul 2021 . Actualizado a las 08:52 h.

El tiempo no está acompañando a los marineros que salen a faenar, tampoco la afluencia de clientes en los mercados municipales gallegos. Sin embargo, sus pescaderías siguen siendo líderes a la hora de ofrecer productos frescos recién llegados de la lonja y a buenos precios. En el mercado de la plaza de Lugo, en A Coruña, se puede observar que la temporada estival es cosa del producto gallego.

Bonito del norte

Está de temporada. Es, sin duda, de lo más solicitado estos días en los mercados municipales. Capturado en nuestras aguas, los meses de julio y agosto son los elegidos por este pez salvaje para dejarse avistar por las costas del Cantábrico. Su precio varía en función del tamaño, pero entero oscila entre los 8 euros el kilo y los entre 12 y 14 euros que se pagan si se demanda al corte.

PULPO DE LA RÍA

Triunfa el pulpo gallego. Cuando está disponible no hay duda de que supera con creces a su primo procedente de Turquía. Y como buenos gallegos, ¿cómo nos vamos a resistir a este suculento manjar? Un buen pulpo á feira entra siempre bien. Su precio, entre los 17 y 18 euros.

NÉCORA DEL PAÍS

De la ría. El marisco de las aguas gallegas despierta pasiones en por muchos. Lo que no es de extrañar. La nécora, junto al buey de mar, es uno de los platos estrella en las comidas de Navidad, y durante el verano su captura aumenta considerablemente. Estos días se pueden adquirir en los mercados municipales por un espectro de precios que varía en función de su tamaño.

parrochita o xouba

De casa. Cada una de la suya, pero siempre se prefiere a la de Portugal. Está entre lo más demandado de la temporada. Fritas o guisadas son bastante apañadas para comer cualquier día de semana.

Jurel

Es su momento. Aunque se trata de una especie que está disponible durante todo el año, el verano es la época en el que se adentra en las rías gallegas y llega a las lonjas alimentado con plancton de aquí. Además, el verano es ideal para comer platos ligeros y frescos y hay poca gente que diría que no a una ensalada acompañada de un plato de jurelitos fritos.

SANTIAGUIÑOS

De vuelta. Disponibles en dos épocas del año: en Navidades y durante el mes de agosto. En las lonjas gallegas ya se empieza a avistar su entrada y promete convertirse en el marisco estrella del verano.