¿Por qué son «alegales» los pulpeiros en Pontevedra?

El gobierno local reconoce que, al igual que en el resto de Galicia, esta actividad no está regulada como sí ocurre con los asadores de castañas


Pontevedra / La Voz

Lo ocurrido este sábado en Pontevedra con la denuncia de la Policía Local a tres pulpeiros ha puesto el foco en esta actividad. Pero, ¿son ilegales este tipo de puestos de venta al público de pulpo? La respuesta es no. No son ilegales, pero tampoco cien por cien legales, lo que explica que los agentes municipales, tras las denuncias de un particular, hubiese requerido a distintos pulpeiros que desmontasen sus puestos.

Y es que todo parece indicar que se trata de una actividad que se encuentra en una suerte de limbo. Lo primero que hay que comprender a la hora de analizar su situación es que son estands que ocupan espacio público. Es cierto que hay bares que los contratan a modo de reclamo y prescinden de mesas para que se ubiquen en su zona de veladores, pero no todos lo hacen.

En principio, y a la vista de esta circunstancia, habría que aplicársele la normativa de venta ambulante, que establece que la misma solo se puede realizar coincidiendo con determinadas fiestas y ferias. «Existe un problema co marco normativo que impiden, non so ao Concello de Pontevedra senón a calquer outro concello de Galicia, regularizar con caracter xeral a venta ambulante de alimentos na rúa», reseñó Eva Villaverde, concejala de Seguridade Cidadá de Pontevedra.

De hecho, la Ley de Comercio Interior de Galicia establece todos los requisitos con carácter general, así como emplaza a los distintos concellos a aprobar ordenanzas al respecto. La propia normativa autonómica establece que, «en todo caso, no se podrán vender alimentos o productos alimentarios no envasados por quien carezca del certificado acreditativo de haber recibido formación en materia de manipulación de los mismos».

De igual modo, refiere que, «en ningún caso podrán ser objeto de venta ambulante o no sedentaria los bienes o productos cuya propia normativa lo prohíba y aquellos otros que, en razón a su presentación u otros motivos, no cumplan la normativa técnico-sanitaria y de seguridad».

Desde el Concello de Pontevedra insisten en que regular por su cuenta la presencia de pulpeiros colisionaría con una normativa superior, la de la Xunta. De hecho, la propia Eva Villaverde señaló que en el momento que la Administración autonómica modifique la legislación para permitir la presencia de pulpeiros, el gobierno local hará lo propio con sus ordenanzas municipales. Mientras tanto, señaló que están «en contacto con alguna asociación de pulpeiros para traballar en ambolos dous ámbitos».

Pero, entonces, ¿por qué se permite la presencia de asadores de castañas y no de pulpeiros? Fuentes municipales precisaron que la Xunta reconoce que la de los castañeiros es una actividad tradicional, por lo que está permitida en períodos muy concretos del año, circunstancia que no ocurre en el caso de los pulpeiros.

En todo caso, y tras lo vivido el sábado en Pontevedra, Villaverde dejó claro que, «en ningún caso, o concello de Pontevedra está actuando de oficio en contra deles». Esto es, no hay ningún tipo de persecución contra los pulpeiros, pero, dada su situación de alegalidad, si un particular denuncia su presencia, la Policía Local está obligada a intervenir llegando, en algún caso concreto, a denunciar a su titular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Por qué son «alegales» los pulpeiros en Pontevedra?