Nintendo Switch recibirá más de 60 juegos «indies» este año

La consola sale hoy a la venta en medio de gran expectación al tratarse de un dispositivo que fusiona el juego de salón con el portátil


redacción / la voz

Las consolas de videojuegos tienen ciclos de vida de alrededor de 6 años, antes de ser discontinuadas y dar paso a una nueva generación. Actualmente estamos en la recta final de la octava -PS4, Xbox One- y Nintendo da hoy el pistoletazo de salida a una nueva etapa en este sector del entretenimiento con el lanzamiento de Switch. Es un acontecimiento histórico no solo por la gran expectación creada, sino porque por primera vez un dispositivo de este tipo fusiona el juego de salón (en la televisión) con el portátil.

La compañía japonesa necesitaba arriesgar para volver a liderar una industria que revolucionó en el 2006 con la Wii y su innovador sensor de movimiento. Su sucesora, la Wii U, pese a avanzar algunas de las soluciones que ahora hereda Switch -como el mando-tableta que permitía jugar sin depender del televisor-, no pudo repetir aquel éxito. En ello también tuvo algo que ver la ausencia de un catálogo de juegos completo, especialmente de títulos FPS (first person shooter o disparos en primera persona), así como las limitaciones de la consola para el juego online.

Switch quiere superar esos obstáculos desde el primer año. Nintendo ha anunciado que antes de que acabe el 2017 se habrán lanzado más de 60 juegos indies (independientes) de calidad en la tienda digital de la consola. La compañía japonesa ha llegado a acuerdos con estudios de todo el mundo, como el sueco Image & Form Games, que prepara SteamWorld Dig 2, una aventura minera de plataformas. Inti Creates sacará -ya el 9 de marzo- Blaster Master Zero, segunda parte de un juego de combates en paisajes de ciencia ficción. Pocket Rumble (de Chucklefish Games y Cardboard Robot Games), Mr. Shifty (tinyBuild), Shakedown Hawaii (vBlank), Graceful Explosion Machine (Vertex Pop), Tumbleseed (aeiowu), The Escapists 2 (Team17), Kingdom: Two Crowns (Raw Fury y Noio) y Flipping Death (Zoink Games) son otros de los títulos confirmados.

A ellos se unen los clásicos de Nintendo, desde sus personajes más icónicos como Mario y Link -el héroe de Zelda, que vuelve con una nueva entrega calificada por la crítica de obra maestra, Breath of the Wild- a esos minijuegos pensados para la diversión en familia o entre amigos y que son una de las señas de identidad de la compañía nipona. 1-2-Switch, una compilación de veintiocho alocados retos a dúo, saca partido de la avanzada tecnología de los mandos Joy-Con, capaces de simular la sensación de unas canicas chocando en el interior de una caja o de identificar formas, movimientos y distancias de los objetos mediante una cámara de infrarrojos.

El golpe definitivo en la estrategia de Nintendo sería la llegada a la consola de un Call of Duty, el rey de los FPS; algo que ya ocurrió con la Wii pero que en esta ocasión, justo antes de la campaña navideña -se especula con que el lanzamiento sería en otoño- y con la posibilidad de jugar en modo portátil, dispararía las ventas.

Frente a una Xbox One que ha perdido la última guerra de las consolas y una PS4 que ya ha completado su ciclo (incluyendo un millón de sistemas VR vendidos), Switch ofrece múltiples experiencias de entretenimiento. Se puede sostener cada Joy-Con en una mano, o bien pasarle uno a un compañero y empezar a jugar en modo multijugador en la tele o en la pantalla de la consola, gracias al modo tabletop. Y si nos vamos de casa, basta acoplarle los mandos, sacarla de su base y la partida seguirá sin interrupciones.

Votación
1 votos
Comentarios

Nintendo Switch recibirá más de 60 juegos «indies» este año