Las claves del escándalo de violación de datos personales que sacude Facebook

Cincuenta millones de afectados, dudas sobre si esos datos aún existen, escándalo por su uso para supuestos fines políticos...

.
Agencias
Redacción

Facebook está en el centro de un enorme escándalo tras conocerse este fin de semana que una empresa británica, Cambridge Analytica (CA), especializada en comunicación estratégica y relacionada con la campaña de Donald Trump,  usó los datos pesonales de millones de usuarios de la red social con fines políticos, para desarrollar software para predecir e influir en los votantes. 

Las acciones de Facebook se han desplomado en Wall Street y líderes políticos a uno y otro lado del Atlántico piden una investigación en profundidad y explicaciones a la compañía de Mark Zuckerberg, que de momento ha suspendido la cuenta de Cambridge Analytica.

Esta nueva controversia podría aumentar la presión por reglas más estrictas sobre el uso de datos, corazón del modelo de negocios de Facebook.

Los afectados

Cincuenta millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos. La consultora Cambridge Analytica obtuvo en el año  2014 la información de los usuarios y la usó para construir un programa informático destinado a predecir las decisiones de los votantes e influir en ellas, según revelaron este sábado los diarios The London Observer y The New York Times.

La investigación conjunta de estos dos diarios indica que Cambridge Analytica pudo crear perfiles psicológicos en 50 millones de usuarios de Facebook usando una aplicación de predicción de la personalidad que fue descargada por 270.000 personas, pero también recogió datos de amigos de los usuarios.

CA negó cualquier uso indebido de esos datos pero a la compañía se la relaciona con la campaña presidencial de Donald Trump.

¿Aún existen esos datos?

Facebook y las autoridades tratan de determinar ahora si esos datos aún existen. La firma radicada en Menlo Park (California) ha pedido a las otras partes implicadas en la polémica que se sometan a una auditoría como parte de su investigación para determinar si es cierto que los datos filtrados sobre sus usuarios aún existen, de acuerdo con un informe que recibió hace varios días. 

«Si esos datos aún existen, sería una grave violación de las políticas de Facebook y una inaceptable violación de la confianza y los compromisos hechos por esos grupos»,  dice la red social, eliminó en 2015 la aplicación con la que se robaron los datos y exigió a todos los implicados que destruyeran todo lo recabado.

Los trapos sucios de CA

A la compañía implicada en el escándalo, Cambridge Analytica, se le atribuye no solo haber ayudado a Donald Trump en su campaña electoral sino también haber trabajado para la campaña «Leave» durante el referendo del brexit en el Reino Unido. 

Ejecutivos del CA revelaron a dos periodistas encubiertos de Channel 4 News que usaban trucos y trampas para ayudar a sus clientes. El presidente ejecutivo, Alexander Nix, dijo que la compañía recurría a ex espías, a sobornos e incluso a prostitutas. El objetivo sería luego usar esas imágenes. 

En la conversación con los periodistas el ejecutivo llega a sugerir el «envío de algunas chicas a casa de un candidato». En concreto habla de chicas ucranianas. «Son muy hermosas, creo que eso funciona muy bien», subraya.

«Le ofrecemos una gran cantidad de dinero al candidato, para financiar su campaña (…), con esto lo desenmascaramos y lo publicamos en Internet». añade.

Además presumen de la victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses.

Crisis existencial y problema sistémico

Algunos especialistas creen que esta polémica va a provocar una crisis existencial en Facebook debido a como reúne y utiliza los datos de sus 2.000 millones de miembros. 

En el futuro Facebook y Google «tendrán que pedirles a sus usuarios más permisos para usar sus datos», asegura David Carroll, profesor de la Parsons School of Design. «Y mucha gente se negará, así que creo que esto tendrá un gran impacto en estas compañías», agrega.

Para Brian Wieser, analista de Pivotal Research, estas revelaciones sacan a la luz «problemas sistémicos en Facebook». Aunque no deberían tener un impacto inmediato en las finanzas de la red social, «refuerzan» los «riesgos», dijo.

Desplome bursátil

Tras la revelación de este escándalo Facebook se desplomó ayer en Wall Street.  Aunque al cierre moderó su desplome, terminó con una bajada del 6,76 %, su peor tropiezo en una jornada desde marzo de 2014.

Terminada la sesión, Facebook, que tiene una capitalización de mercado superior a 537.000 millones de dólares, arrastró a dos de los principales indicadores de Wall Street, el Nasdaq y el S&P 500, que perdieron un 1,84 % y un 1,42 %, respectivamente.

Además, contagió a otras grandes tecnológicas, como Alphabet -el paraguas empresarial bajo el que Google agrupa todas sus divisiones, que cedió un 3,03 %-, Amazon (-1,70 %), Netflix (-1,56 %), Twitter (-1,60 %) o Snapchat (-3,47 %).

Indignación política

Además desde un lado y otro del Atlántico se alzan voces pidiendo una investigación clara y explicaciones a Facebook. «Esta es una gran violación (de datos) que necesita ser investigada, y es obvio que estas plataformas (tecnológicas) no pueden autorregularse», dijo la senadora demócrata Amy Klobuchar, quien se suma a los que creen que el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, debe ir al Congreso  de Estados Unidos a explicar lo sucedido.

En Reino Unido, el parlamentario Damian Collins, presidente de la comisión que trata los temas digitales, también dijo que exigirían explicaciones de Facebook y de CA.

La comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourova, dijo que el uso indebido de los datos de Facebook por parte de una firma política sería «horrible» si se confirma y anunció que abordará el tema esta semana en Washington.

Votación
9 votos
Comentarios

Las claves del escándalo de violación de datos personales que sacude Facebook