Experiencia del pasado para reinar en el futuro

El Oporto vive uno de los momentos más difíciles de los últimos tiempos, con varios años de sequía de títulos

.
j. m. f
A CORUÑA / LA VOZ

Muchas cosas han cambiado en Oporto desde aquel 21 de abril del 2004. Entonces, lo entrenaba un tal José Mourinho, que ya había ganado la UEFA, la Liga y la Copa la temporada anterior. Dirigía, entre otros, a jugadores como Deco, Maniche o Carvalho, que representaban a la nueva generación portuguesa y que fueron pilares fundamentales para levantar aquella orejona. Ahora, trece años más tarde, los dragones se encuentran en uno de los momentos más difíciles de los últimos tiempos. Para remediarlo, la directiva presentó en junio a su nuevo técnico, Sergio Conceiçao. El ex futbolista, presente en aquel plantel campeón, es el encargado de devolver al Oporto a la lucha por el título de Liga, ganado por el Benfica los últimos cuatro años.

En Europa tampoco han funcionado los distintos cambios de entrenador y plantilla. Desde que Villas Boas ganara la UEFA con los Hulk, James, Falcao y compañía, lo más lejos que han llegado los portugueses, ha sido a los cuartos de final de la Champions League, con Lopetegui en la temporada 2014-15, cuando cayó ante el Bayern de Pep.

El deber para este curso es revertir el rumbo, y como es habitual, lo harán con varias piezas nuevas. André Silva y Rubén Neves, dos de las promesas que estaban llamadas a liderar el nuevo proyecto, han cambiado de aires, eso sí, de forma muy diferente. El delantero, que ya forma pareja con Cristiano Ronaldo en el ataque de la selección, se ha ido al Milan para ser el 9 de los rossoneri, que quieren volver a ser lo que fueron. Por su parte, Rubén Neves, el que más alto apuntaba hace dos cursos, se ha ido estancando y buscará reaparecer, en el ámbito internacional, en el Wolverhampton de la Championship inglesa 

Aun así, la ilusión de la afición no se ha desvanecido, y confían en que esta temporada sea la de la vuelta a los primeros puestos europeos. La renovación de Casillas, que brilló tras un primer año difícil, se antoja clave para pelear por lo más alto. También la vuelta de Aboubakar, que se ganó un sitio en el once tras golear durante su cesión en el Besiktas, y ser clave para Camerún en la pasada Copa África. Está claro que ya no es el equipo de entonces, Brahimi no es Deco, ni Marcano es Carvalho, pero en Oporto esperan que Conceiçao sea el hombre que les devuelva la corona.

El exdeportivista André André brilló el curso pasado

El centrocampista, que estuvo cedido en el Fabril la temporada 2010/11, fue una de las sensaciones del Oporto el año pasado. Indiscutible en el dibujo de Nuno, el portugués pretenderá confirmar su buen rendimiento para convencer a Conceiçao y volver a la selección portuguesa. Mucho han cambiado las cosas, pues en Abegondo solo disputó 146 minutos.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Experiencia del pasado para reinar en el futuro