El Dépor y Adrián se citan en Riazor

El club blanquiazul encarrila la negociación con el asturiano a falta de lograr la cesión del Oporto

.

A Coruña

Los flecos, ese manido clásico veraniego del fútbol, separan a Adrián López de Riazor. El acuerdo entre el Deportivo y el punta se encuentra muy encarrilado, a falta de que se concreten los temas pendientes con el Oporto. Un regreso inesperado hace muy pocas fechas, pero que está cerca de concretarse. Si la operación de cesión cristaliza, el equipo blanquiazul terminará trayéndose de su visita a Portugal algo más que un saco de goles.

Tras la visita de los coruñeses a Oporto, el equipo propietario del jugador, los contactos por el jugador se intensificaron y la operación ha alcanzado velocidad de crucero. Si nada se torciese, el asturiano será el próximo contrato que se firme en Plaza de Pontevedra. La sintonía con Adrián es total y solo falta limar las últimas asperezas con los portugueses.

 

Adrián llegaría para fortalecer el ataque de los herculinos, que solo cuentan con Florin Andone en la punta del ataque. Una posición en la que Pepe Mel ha tenido que hacer florituras durante toda la pretemporada, tirando primero de Pinchi y reconvirtiendo, más tarde, a Bakkali en delantero centro.

El jugador del Oporto es un perfil que gusta en la secretaría técnica y su salida del club luso la ha puesto en bandeja su técnico, Sérgio Conceição, que le ha puesto a entrenar con el equipo filial junto a otros descartes tras no contar, una temporada más, para un club que pagó en su día once millones de euros por sus servicios. El Deportivo y el Oporto negocian ahora los últimos detalles de una cesión que volvería a vestir de blanquiazul a este viejo conocido de la parroquia coruñesa para la temporada entrante.

En caso de que los papeles se acaben firmando, el Deportivo no daría por cerrado el capítulo de altas en la delantera. Desde el club se ve a Adrián López más como un complemento con múltiples encajes en su plan de ataque. Un jugador polivalente, capaz de desarrollarse tanto dentro del área como en banda y de acompañar a Andone y al otro punta aún por llegar. Sea Lucas Pérez o sea otro. En cualquier caso es en la posición de nueve donde el Deportivo planea hacer su gran apuesta, económica y deportiva, este año. 

Una despedida amarga

Adrián López se despidió del Deportivo de la peor de las maneras posibles para un jugador profesional. Con un descenso de categoría. Fue ante el Valencia en el último partido de la temporada 2010/2011. Adrián fue titular y disputó los 90 minutos en aquel partido que terminó con 0-2, con el equipo volcado buscando un gol salvador que nunca llegó. El asturiano terminó aquella temporada su vinculación contractual con el equipo y se marchó al Atlético de Madrid como jugador libre. Tres temporadas con los colchoneros en las que levantó una Europa League, la Supercopa de Europa, una Copa del Rey y una Liga antes de poner rumbo a Portugal tras la irrenunciable oferta del Oporto. Nunca encontró su sitio sobre el césped de O Dragão.

Sus últimas dos temporadas las ha pasado, a medias, entre el ostracismo y el Villarreal, donde en total ha anotado ocho goles en 31 partidos. Ahora con 29 años se acerca otra vez al Dépor. El Oporto cuenta con ofertas más suculentas por el jugador de ligas como la inglesa o la turca, pero el deseo del delantero de volver a A Coruña facilita el camino para llegar a buen fin.

Votación
81 votos
Tags
Comentarios

El Dépor y Adrián se citan en Riazor