Como locos por el nuevo Dépor

Los aficionados esperaron colas de hasta siete horas para conseguir el abono de esta temporada

Como locos por ver al nuevo Dépor Los aficionados esperaron colas de hasta siete horas para conseguir el abono de esta temporada
P. A.
a coruña / la voz

El Paseo de la Habana se convirtió ayer en una pasarela en la que el deportivismo era la última tendencia. Más de mil aficionados probaron suerte en colas interminables, aunque muchos sin éxito. Las oficinas permanecieron abiertas hasta pasadas las diez de la noche, pues la resistencia de la multitud así lo exigía. Con la última avalancha, en total 811 personas sellaron su fidelidad ayer desafiando las colas, el Dépor ya cuenta con 23.786 socios. De ellos, 4.077 son renovaciones por internet y 470 socios amigo. Números todos ellos que hacen presagiar que el club finalice la semana superando los 24.000 y que pronto pueda alcanzarse el objetivo de los 26,000, sobre todo teniendo en cuenta que en siete días el Madrid visita Riazor.

El club lanzó una tarifa reducida durante los primeros días de la campaña de captación de abonados, lo que explica el aluvión de seguidores de los últimos días. «El próximo miércoles, el precio de los abonos subirá un diez por ciento, por eso hay tantísima gente, porque siempre nos ha gustado hacer todo a última hora», señalaba uno de los deportivistas de la cola.

Un hervidero desde las 8

Los más madrugadores llegaban sobre las ocho de la mañana, conscientes de que iba a ser una jornada difícil para los trabajadores de las oficinas deportivistas. Sobre las diez, hora a la que estaba previsto que abriesen las ventanas, aunque lo hicieron antes, la cola ya contaba con más de 200 personas. Cifra que aumentaría con el paso de las horas, llegando a su máximo durante el mediodía, cuando la fila casi llegaba al aparcamiento del estadio.

Sin embargo, la mayoría de la gente decidió permanecer en su sitio y esperar su turno para recoger el carné, aunque seguramente no sabían que la demora iba a ser de siete horas. Por ello, muchos sonreían, como si acabasen de ganar un premio, cuando recibieron el abono: «Llevo algo más de siete horas, así que espero que valga la pena», comentaba aliviado un nuevo socio. Otros, en cambio, salían enfadados: «Estuvo fatal organizado porque no han pensado en el sacrificio de la gente».

El club blanquiazul habilitó hace semanas un servicio de cita previa para que los aficionados no tuvieran que esperar largas golas. Algunos de esos deportivistas pidieron su turno con dos semanas de antelación y no se vieron perjudicados en cuanto al tiempo de espera pues, como mucho, eran atendidos en 45 minutos. Por ello, tomaban su decisión, de anticiparse a los hechos, como un acierto: «La pedí hace quince días, llevo veinte minutos aquí y ya nos van a atender ahora», respondía uno de los primeros de la fila.

Sobre las siete de la tarde, el club advirtió que ya no aceptaba más personas en la cola, dado que no sería capaz de atenderlas.

Votación
13 votos
Tags
Comentarios

Como locos por el nuevo Dépor