Gestión de grupo y resultados

Tito Ramallo

TORRE DE MARATHÓN

Soriano, en el partido contra el Talavera
Soriano, en el partido contra el Talavera CESAR QUIAN

13 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando los resultados acompañan, cualquier gestión del vestuario es más sencilla. Porque si hay jugadores que consideran que deben tener más minutos, el mismo hecho de que las cosas salen bien en el campo aplaca esas posibilidades de reivindicarse. La única opción de hacerlo es rendir al máximo en los minutos de que puedan a disfrutar. Así, el contexto incide sobremanera a la hora de favorecer que un vestuario amplio no sea un problema. ¿Quién va a protestar cuando los que están jugando obtienen resultados?

El Deportivo ha demostrado en esta primera vuelta que dispone de una estructura firme y con pocos cambios. Hay un núcleo duro de jugadores que sí o sí participan siempre. Y hay fundamentalmente dos puestos flotantes donde se han ido repartiendo minutos. Mientras esa estructura soporta la presión competitiva, los demás disfrutan de opciones y dan aire al colectivo en función de su rendimiento semanal o el plan de partido, y hace que se sientan partícipes.

En este contexto, las variaciones se están desarrollando de manera natural y sin sobresaltos por lo bien que va el equipo.