ÚLTIMAS HORAS - BLACK DAYS -
Suscríbete 1 año con el 50% de descuento
Quiero la oferta

Gavi sí, Noel no; cuestión de valentía

Iván Antelo A CORUÑA

CANTERA

CESAR QUIAN

08 oct 2021 . Actualizado a las 10:01 h.

Llevo 17 años siguiendo a la cantera blanquiazul como periodista. Una década más como aficionado (desde mediados de los noventa), cuando aún era un chaval. Y siempre es la misma historia. El Deportivo es un club cobarde con los suyos. Trabaja bien con sus categorías inferiores, pero a la hora de la verdad no se atreve a ponerlos. Permite a sus perlas asomarse, pero nada más. Se les pide paciencia, se dice que no hay que forzar etapas y se les exige a los chavales que mejoren lo de fuera para poder jugar. No se invierte (en paciencia) en su formación en la élite y se les acaba dando la patada (o hartándolos hasta que se van). El fútbol profesional está lleno de exdeportivistas curtidos en Abegondo que encontraron en el primer equipo un tapón cimentado.

El último en salir a escena es Noel. Un chico juvenil, capaz de destrozar al Barça en la final de la Copa de Campeones. Enfrente tenía a Gavi, un año más joven, para mayor inri. Apenas unos meses después de aquel partido que encumbró al silledense e hizo llorar al sevillano, es el culé el que disfruta de la titularidad con el primer equipo e incluso en la selección española. ¿Acaso la Primera RFEF es tan dura y exigente que no permite al Deportivo foguear a sus canteranos?

Pamplinas. Es lo de siempre. Cobardía. A la Real no le tembló el pulso en poner a jugar en Liga a Barrenetxea ni al Villarreal a Yeremy Pino, con 17 años ambos. Y la lista de ejemplos sería interminable. No hace falta que el jugador sea Messi para asomarse a la élite siendo menor de edad. Es cuestión de actitud. De dejar de ser unos cobardes.