Machismo


En el Marco se puede ver estos días una exposición, en su primera planta, que propone una reflexión sobre el género y la creación artística. Debería ser de obligado cumplimiento su visita, especialmente para los colegios. Las diferentes piezas nos presentan algunos de los pecados capitales que los hombres y las sociedades que hemos creado, han cometido con la otra mitad de la población.

Además de todas esas medidas que deben adoptar quienes dirigen la política de este país, es necesario que todos los hombres abramos los ojos a lo que nos están contando las mujeres. A esa realidad que todos intuimos, pero que solo ellas sufren, como es el acoso, la reducción a un mero objeto, la minusvaloración laboral, la asunción de las cargas domésticas, la violación, el ninguneo personal y, por supuesto, el asesinato.

Ayer le escuché a alguien que el asesinato de Sesé y de todas las otras mujeres víctimas de la violencia machista son fruto de la falta de educación de este país; de la falta de una educación igualitaria. Una educación que incida en la necesidad de fomentar la igualdad entre sexos ya desde niños, pero que también aborde la cuestión de los sentimientos en una pareja. Una educación que nos enseñe a sufrir el dolor de los demás y a gozar la felicidad de esos mismos.

En la exposición del Marco, una pieza reflexiona sobre el miedo que sienten muchas mujeres al iniciar una relación con un hombre. La realidad nos enseña que son miedos fundados. Basta ya. Que quienes toman las decisiones lo hagan sin titubeos, pero también que todos actuemos según nuestras posibilidades.

Votación
4 votos
Comentarios

Machismo