Libertad con cargos para el único arrestado por la explosión pirotécnica de Tui

Técnicos del Instituto Galego da Vivenda asesoran a los afectados de Tui

Pasa a disposición judicial el único arrestado por la explosión pirotécnica de Tui Ha llegado al juzgado entre una gran expectación
M. Torres
Tui

Francisco González Lameiro se enfrenta a penas que podrían superar los 15 años de prisión. El único detenido por la explosión del almacén clandestino de Tui, con más de una tonelada de pólvora, quedó este viernes en libertad con cargos tras ser presentado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Tui. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia confirmó que al responsable del almacén se le atribuye el delito de riesgo catastrófico en la modalidad de delito de riesgo provocado por explosivos y otros agentes (artículo 348.1 del Código Penal). La pena, solo por poner en juego una vida, va de 6 meses a 3 años y multa. Pero al haber muertos, además de homicidio por imprudencia, el castigo podría elevarse de 1 a 4 años de cárcel por cada fallecido. Lo que suma 8 años, a los que se podrían añadir otros 3 por el riesgo catastrófico. A mayores, y ya en el apartado de lesiones por imprudencia (artículo 152), pero siempre dependiendo del alcance de las mismas y del tiempo de curación, se contempla como castigo máximo una pena que podría ir de los 3 meses de cárcel a los dos años (hubo 37 heridos). Fuentes consultadas añaden que «se trata de un concurso real de delitos, lo que quiere decir que las penas se sumarían, aunque también tendrían limitación en el cumplimiento de la condena al aplicarse el artículo 76.1 del Código Penal. Es decir, la pena final no podría superar el triple de la más grave de las impuestas o 20 años». A los delitos por daños y lesiones se sumaría la imposición de sanciones económicas por los daños materiales.

El hombre, arrestado el miércoles, permaneció cerca de cuatro horas en sede judicial. Llegó a Tui escoltado por dos agentes y entró ocultando su cara con la capucha del chándal. Pasadas las 15 horas abandonó los juzgados, zafándose de los numerosos medios de comunicación que lo esperaban. González Lameiro sí tendrá que regresar a la misma sede judicial cada 15 días por orden del juez instructor. Su abogado, Ricardo Valencia, hizo una breve manifestación sobre el detenido: «Declaró y colaboró con la Justicia explicando lo que pasó». Respecto a las cantidades de sustancias explosivas que el hombre guardaba de forma clandestina en la parroquia de Paramos, el abogado se limitó a decir que Francisco González manifestó en sede judicial que «lo que tenía allí era lo que salió en la prensa». Sobre la situación personal, Valencia aseguró: «Está desolado por lo que pasó».

El almacén que explotó en Tui escondía más de una tonelada de pólvora y combustible

MÓNICA TORRES/ Javier romero / M. Moralejo

El nitrato de potasio y azufre clandestinos podrían haber causado una tragedia mucho mayor

En el almacén clandestino que saltó por los aires a las 16.20 horas del miércoles en Tui había más de 1.500 kilos de sustancias explosivas. Treinta horas después de que el polvorín estallase, llevándose por delante la vida de dos personas y una decena de casas del barrio de A Torre (parroquia de Paramos), la investigación apunta a que la dimensión de la tragedia pudo ser mucho mayor.

En el galpón próximo a otras viviendas había suficiente nitrato de potasio y de azufre como para preparar más de una tonelada de pólvora. La mezcla no es igual en todas las pirotecnias, pero las cantidades igualan a las que se utilizan en el municipio valenciano de Paterna, donde es tradición quemar mil kilos de pólvora para lanzar los 70.000 cohetes de su cordà, o en algunas de las mascletàs típicas de las fiestas de las fallas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Tags
Comentarios

Libertad con cargos para el único arrestado por la explosión pirotécnica de Tui