El acusado de montar un narcopiso y fumadero de cocaína alega que iba allí a cuidar a un discapacitado

El sospechoso le echa la culpa al enfermo, el cual falleció hace 9 meses. Una chica que se quedaba a dormir en la casa asegura que iba a llevar comida al impedido.


Vigo

Un acusado de montar un narcopiso con fumadero de cocaína culpó al dueño de la vivienda, un discapacitado apodado Jacomé y al que él cuidaba. Dicho enfermo también estaba acusado pero falleció en diciembre del 2019. «Él estaba impedido físicamente y yo iba a ayudarle por amistad», relató el único acusado en el juicio celebrado hoy.

El implicado solo aceptó contestar a su abogada. Negó haber vendido nunca drogas en dicho piso, en una quinta planta, situado en la avenida de Gregorio Espino, en A Doblada, en el 2018. Aunque la policía lo cacheó y le encontró 5 gramos de cocaína una vez y tres más en otra ocasión, él lo justificó diciendo que eran para autoconsumo. Respecto a los utensilios para pesar o cortar drogas, culpó al otro acusado, ya fallecido.

El acusado declaró desde la carcel de A Lama a través de videoconferencia en el juicio que ha empezado esta mañana en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo. Varios de los testigos, consumidores habituales de drogas y vecinos del barrio del implicado, declararon por videoconferencia desde las cárceles de A Lama y Pereiro de Aguiar.

Algunos clientes admitieron que habían ido al piso a consumir su propia droga y que luego se quedaban a dormir con sus amigos o a refugiarse para pasar una noche lluviosa. Un cliente que pasó la noche allí contó que él a veces consumía su propia droga y que le invitaba al dueño a unas caladas. Al acusado también le daban estupefacientes, no se las compraban.

En la casa también vivía una joven indigente a la que el dueño le permitía dormir en una habitación por pena, para que no estuviese en la calle. Dicha mujer contó que ella se quedaba a dormir en la vivienda y que cuidaba al dueño de la casa, al que le ayudaba a comer por estar discapacitado. «Iba cada dos días a llevarle algo de comida», dijo. Negó haber consumido drogas en la vivienda y no sabe lo que hicieron unos amigos que estaban con ella. Admitió que a veces llevaba una pipa artesanal.

La Policía descubrió a varios sospechosos que llevaban pipas artesanales para fumar cocaína en la vivienda. 

El segundo acusado, dueño del piso, no ha comparecido en la vista debido a que falleció hace 9 meses.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El acusado de montar un narcopiso y fumadero de cocaína alega que iba allí a cuidar a un discapacitado