Portugal no se quitará la mascarilla este verano

Monica López Torres
Mónica Torres VALENÇA

VIGO

Ambiente en Valença en el primer día de cambio de horarios
Ambiente en Valença en el primer día de cambio de horarios Oscar Vázquez

Valença y Cerveira consiguen volver a cero casos activos pero Lisboa ha aprobado que las máscaras continuarán siendo obligatorias hasta el 13 de septiembre

11 jun 2021 . Actualizado a las 01:37 h.

Bruselas ya se la ha quitado, en Galicia el comité clínico estudia un protocolo para su posible retirada paulatina pero, del otro lado del Miño la suerte ya está echada. El Parlamento luso aprobó este miércoles el proyecto de Ley del Partido Socialista por el que se renueva la obligatoriedad del uso de la mascarilla en espacios públicos durante  noventa días más en Portugal.

La medida que está actualmente en vigor desde el 28 de junio y que terminaría el domingo 13, se prorroga así, como mínimo, hasta mediados de septiembre. La decisión se produce mientras se mantiene la curva descendente y municipios de la raia, como Valença, donde fallecieron 22 personas desde que arrancó la pandemia o Vila Nova de Cerveira, que perdió a 20 vecinos por covid, han conseguido situarse de nuevo en el mejor número, con cero casos activos. El Parlamento luso también ha aprobado ampliar el estado de calamidad en el país hasta el 27 de junio. 

La medida llega después de la crisis abierta en el turismo entre Portugal y España por la normativa aplicada a los viajeros terrestres. Una primera publicación de la norma en España obligaba a presentar informe sanitario y el gobierno luso amenazó con equiparar sus requisitos. Finalmente Madrid dio marcha atrás y no será necesario este requisito entre los viajeros que crucen la frontera entre ambos países. 

La propuesta del PS aprobada indica que «esta renovación del uso obligatorio de la mascarilla es para el acceso, circulación o permanencia en los espacios y vías públicas en  los casos en los que no se pueda mantener la distancia física recomendada por el Ministerio de Sanidad». Al haberse prorrogado la vigencia de esta norma (para mayores de diez años), sin alteraciones, quienes la incumplan se exponen a multas de entre 100 y 500 euros. Se recoge la posibilidad de posibles excepciones para personas que integren el mismo núcleo familiar, cuando no estén cerca de terceros.