Portugal desvía por el interior el Camino por la Costa aunque ya funciona el ferri

María Jesús Fuente Decimavilla
maría j. fuente A GUARDA / LA VOZ

A GUARDA

Indignación en los municipios gallegos por la confusión que generan las placas

24 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Camino Portugués por la Costa sigue generando polémica en los municipios gallegos. Cuando se cumplen 15 días desde la puesta en marcha del ferri que une Caminha con A Guarda tras cinco meses parado, las señalizaciones de esta ruta siguen igual de confusas que antes, según los responsables de los albergues. Mientras que el Camino oficial por la costa cruza de Caminha hasta A Guarda para seguir por Oia, Baiona y Vigo, se pueden ver placas colocadas en mojones situados en Valença (por donde solo discurre el camino de interior) y en Vila Nova de Cerveira. En este último municipio se ofrece incluso un recorrido alternativo plasmado en paneles expuestos al público.

Albergues, hostelería y comercio ya se habían quejado con anterioridad y achacaban las indicaciones confusas de sus vecinos lusos a la paralización del ferri.

Los mejor pensados creían que se hacía con el fin de ayudar a los peregrinos que se encontraban de repente sin embarcación para cruzar a España. Otros, más desconfiados, no dudaron en interpretar la señalización errónea del Camino como un intento de Portugal por desviar a los peregrinos y mantenerlos por sus municipios desde Caminha a Valença.