Roban 4 muñecas antiguas valoradas en 2.000 euros de una colección

Los ladrones aprovecharon un momento sin vigilancia y hubo otro intento fallido


vigo / la voz

Unos ladrones han robado cuatro valiosas muñecas antiguas de una exposición en los locales parroquiales de la iglesia del Sagrado Corazón en Rosalía de Castro. Están valoradas por su copropietario Urbano Costa, en más de dos mil euros. «Vamos a adjuntar las fotos de las muñecas robadas para presentar una denuncia en la comisaría, porque si no presentamos pruebas no hay nada que hacer». Las muñecas formaban parte de un diorama con motivos marineros que está ubicado en la muestra, que ocupa unos cien metros cuadrados. Cree que el botín escogido no fue casual porque las que robaron son especiales. «No creo que las hayan sustraído para revenderlas en un rastrillo sino que son piezas que son codiciadas por algunos coleccionistas», señala Urbano, que lamenta que se produjese el robo en un momento en que no había ninguna persona vigilando en la sala.

«El miércoles por la tarde me intentaron robar otra, pero sorprendí a las presuntas ladronas, dos mujeres de unos cuarenta años», relata Costa. En este caso las visitante cogieron la muñeca con el pretexto de hacerle una fotografía e intentaron salir haciéndose las olvidadizas. «Como yo estaba por allí y no sabían que era uno de los responsables de la exposición les llamé l atención y se disculparon y dejaron la muñeca en su sitio». La muestra, formada por 200 ejemplares que se agrupan en distintos ambientes, permanece abierta desde el pasado 17 de noviembre y se exhibirá hasta esta tarde. El horario de visita está restringido de 18 a 20 horas, coincidiendo con la apertura de los locales parroquiales. Urbano Costa ha montado la muestra con su hermana Carmen Costa con la que comparte su afición de coleccionista. Carmen se ha encargado de los vestidos y él es el responsable del decorado en el que destaca un lago con una cascada. «Yo soy jardinero y estoy especializado en estanques», explica Urbano, que acudió a la exposición para reparar el bombeo de agua de la cascada.

Urbano y su hermana comenzaron la colección de muñecas hace veinticinco años en su casa de Matamá, donde las guardan en vitrinas y cajas con sumo cuidado para que no se deterioren. Tienen unas 300 muñecas, algunas de un siglo de antigüedad. En la muestra del Sagrado Corazón solamente están 200 porque no hay sitio para más decorados en la sala que permitiesen contemplar las escenas con comodidad. Nada más entrar en el salón parroquial situado en el sótano de la iglesia se puede contemplar un extenso grupo de gaiteiros y gaiteiras, pero hay otros montajes como una clase de una escuela rural, un grupo de pescadores, en el que estaban ubicadas las muñecas que han desaparecido, una taberna, una vieja barbería o un obrador de pan, entre otros escenarios en los que las cuncas en miniatura contienen vino de verdad y los panes son de masa de harina.

Las muñecas expuestas son de porcelana y de plástico duro. A la muestra no ha llevado todos sus tesoros. «Tenemos alguna muñeca que vale 3.000 euros», señala Urbano. En su colección hay reproducciones de niños y mayores procedentes de Portugal, Francia, Rusia y Hungría, entre otros países. Todo su material está certificado y con sellos de garantía, relata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Roban 4 muñecas antiguas valoradas en 2.000 euros de una colección