«Que los que vengan después no pasen por lo mismo que nosotros»

La primera menor trans reconocida por el juzgado de Vigo ve su nombre en el DNI


vigo / la voz

Antonella ya tiene un DNI con su nombre. A sus diez años, es la primera niña transexual menor de doce años que lo consigue sin la oposición del juzgado de Vigo. Sus padres, Ramón e Inés, estaban ayer contentos por haber cumplimentado este trámite que facilitará mucho la vida de su hija. Son conscientes de que ella ha abierto un camino para muchas familias viguesas. Ayer se mostraban muy satisfechos tras salir con el documento recién hecho de la comisaría de la calle López Mora. «Lo que hemos conseguido debe servir para que la gente no pase por lo que tuvimos que vivir nosotros», aseguraba Ramón Pereira. La solicitud del cambio de nombre les fue denegada el año pasado. Condenaba a Antonella a tener un nombre de varón en su documento de identidad con el que no se identificaba y a tener que utilizarlo en cualquier trámite con la Administración, como ir al médico, recibir las notas del colegio o sacarse una tarjeta de transporte. Pero tras la moción de censura que apeó al gobierno de Rajoy, la nueva ministra de Justicia, Dolores Delgado, dio una instrucción a todos los registros civiles para que no se niegue el cambio de nombre a los menores transexuales que lo soliciten. Se trata de una medida transitoria mientras se realiza la reforma de la ley que haga que este trámite no esté sujeto a la interpretación subjetiva del jurista en cada caso.

El Registro Civil de Vigo acató dicha orden y abrió sus puertas a Antonella y a los menores transexuales que lleguen después. Su padre expresaba que su mayor alegría fue cuando la semana pasada acudió para recoger el libro de familia. Ramón Pereira expresó su deseo de que si hay un cambio de gobierno tras las elecciones generales de abril «no se vuelvan a cerrar las puertas para los menores transexuales». Antonella llevaba ayer orgullosa su nuevo DNI, el verdadero, para olvidarse definitivamente del antiguo.

Su única queja era que el funcionario no le dejó estampar un corazón en su firma. Tras el trámite volvió al colegio donde está perfectamente integrada. El documento no cambia el sexo, pero para su madre Inés, la V que se puede leer «es de valiente».

Los juzgados comienzan a atender las solicitudes sobre identidad sexual de los menores

La instrucción del Ministerio de Justicia para que los registros civiles atiendan las demandas de cambios de nombre está sirviendo para que agilizar todas las solicitudes. La presidenta de Chrisallys Galicia, Eva Vaz, afirma que desde que se dictó el pasado otoño resulta más fácil que los menores de 12 años puedan ver cumplido su sueño de tener un nombre acorde con su identidad sexual. Los tutores legales son los encargados de realizar la solicitud y en muchos casos los jueces se entrevistan con los menores para cerciorarse de que es su voluntad.

Antonella, a sus diez años, compareció ante una jueza durante una hora durante la tramitación antes de que llegase la resolución favorable. No obstante, para el colectivo que defiende a los menores transexuales, se trata solo de un parche. Su principal objetivo es que se lleve a buen término una reforma legal que ya lleva dos años en tramitación.

Reforma legal

El PSOE inició la modificación de la ley tras la moción de censura contra el PP. El anuncio de elecciones generales tras fracasar Pedro Sánchez en su intento para aprobar los presupuestos ha supuesto para ellos un jarro de agua fría, por el temor a que, ante un posible cambio de gobierno, la iniciativa se postergue indefinidamente.

La aspiración en última instancia es conseguir una plena normalización. «Nos daremos por satisfechos el día en el que esto no sea noticia», manifestaba ayer la madre de Antonella a la salida de la Comisaría de Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Que los que vengan después no pasen por lo mismo que nosotros»