Vigo / La Voz

Vigo tiene ante sí el dilema ferroviario de hacer sus viajes a Madrid como hasta ahora, por la veterana línea de vía única que sigue el curso del río Miño, o presionar para que mientras no se construya el enlace directo por Cerdedo, se habilite el bypass compostelano de Conxo y se recorten aún más los tiempos de desplazamiento a la capital de España. Con esa variante, un tren directo que partiese de Vigo hacia Madrid podría ahorrarse unos 23 minutos y hacer el viaje en 5 horas y 22 minutos en lugar de los 5 y 45 que requerirá el trayecto por el Miño una vez que el lunes se inaugure el nuevo tramo de alta velocidad de 110 kilómetros entre Zamora y Pedralba.

Los trenes de Vigo ya no tendrían que llegar hasta la estación de Santiago, parar en ella, ni cambiar la cabina de conducción, operación que demora cinco minutos al variar el sentido de circulación hacia el sur. Pero de entrada, con la disminución de frecuencias provocada por el coronavirus, el nuevo tren que unirá Pontevedra con Madrid sí hará la parada en Santiago y no utilizará por tanto el bypass.

Renfe ha decidido que dicho tren a Madrid parta desde Pontevedra y no desde Vigo, ciudad en la que su alcalde rechaza dicha posibilidad. Pero la operadora ferroviaria ha posibilitado que el tren de media distancia que sale a las 5 horas y 13 minutos de Vigo llegue a Pontevedra a tiempo para que se suban a él los viajeros que quieran utilizar ese horario para viajar a la Meseta. De la misma manera, desde A Coruña podrán utilizar el tren pontevedrés los que se desplacen hasta Santiago en el ferrocarril que sale de la estación herculina de San Cristóbal a las 5 horas y 18 y hagan transbordo en Compostela. 

Pontevedra contará mientras dure la reducción de frecuencias por la pandemia, con dos trenes a Madrid. Uno por Santiago a primera hora y el segundo al arrancar la tarde, que tras pasar por Vigo continúa a Ourense por la vía del Miño. En la primera los pontevedreses tardarán 5 horas y 22 minutos, y en la segunda 6 y 18. La segunda opción requiere más tiempo al circular por una vía con tramos limitados a 80 kilómetros por hora en sus perfiles más sinuosos, pero que en la mayor parte del trazado tampoco supera los 100. Al tener solo una vía, los cruces con los demás trenes en un trazado con sensible incidencia de mercancías, obliga a paradas en las estaciones de paso, que se demoran si alguna unidad acumula retrasos.

El ADIF está acometiendo diversas obras en ese trazado hasta Ourense, pero centradas en afianzar taludes y tratar de evitar los cíclicos desprendimientos sobre la vía, y por lo tanto no inciden en un aumento de la velocidad de los trenes que la utilizan.

El sindicato CGT ha solicitado formalmente al Ministerio de Transportes que mantenga un tren a Madrid por la vía del Miño y habilite otro desde Vigo por Santiago, pero aprovechando el bypass de Conxo lo que igualaría el tiempo de viaje con A Coruña.

Caballero ve una «humillación» desplazar a los vigueses por el norte

Abel Caballero descarta drásticamente la posibilidad de que los vigueses vayan hasta Santiago para realizar en tren en sus viajes a Madrid. El regidor olívico tachó ayer de «humillación» para sus conciudadanos dicha posibilidad. El alcalde indicó que ya hay un tren que opera desde Vigo a Madrid mediante transbordo de los pasajeros en Santiago, aludiendo a los dos enlaces que por sentido había antes de la pérdida de frecuencias por el covid que permitían dicho enlace. Sendos trenes de media distancia partían desde la estación viguesa haciendo posible que sus ocupantes tomasen en Santiago el que desde A Coruña va a Madrid, como ahora los coruñeses podrán aprovechar el nuevo tren de Pontevedra haciendo transbordo en Compostela.

«¿Saben lo que sucede con ese tren? Pues que al llegar a Santiago, la gente de Vigo tiene que tener la humillación de bajarse, cambiar de andén e ir al otro, moverse con las maletitas y esperar pasando frío a que lleguen cómodamente sentados los de A Coruña y subirnos a su tren», dijo el regidor socialista. «No se ahorra tiempo, es casi el mismo, uno, dos, tres minutos a lo sumo» afirmó, calificando de «cuentos chinos» cualquier otra interpretación. «No lo vamos a hacer, por mucho que los de A Coruña insistan y que traten de engañar». Según su argumentación detrás de la opción de ir por Santiago hay una estrategia para convertir ese itinerario en definitivo y no hacer la variante de Cerdedo. «No tenemos que bajarnos del tren, eso es bastante incómodo, y mientras los de A Coruña, cómodos, sentados», insistió.

Portugal prevé que el viaje en tren de Galicia a Oporto durará solo una hora en el 2030

Las ciudades de Oporto y Vigo estarán conectadas en tan solo una hora a través de un nuevo enlace ferroviario de alta velocidad, informa Luis Carlos Llera. Así lo prevé el Gobierno de Portugal, que invertirá 900 millones de euros en una primera fase en el tramo norte, de Braga a Valença do Minho, para reducir el tiempo de viaje en 45 minutos.

Los viajes tardan actualmente 2 horas y 22 minutos entre la capital del norte luso y la ciudad gallega. El horizonte de la actuación prevista por el Gobierno de António Costa es el 2030, tiene como principal apuesta la línea Lisboa-Oporto (quedarían a una hora y quince minutos) y está supeditado a la consecución de importantes fondos estructurales de financiación europea. Un paso necesario es la electrificación de toda la vía y la sustitución del material ferroviario.

La alta velocidad ferroviaria entre Oporto y Vigo es un proyecto que ya fue anunciado en el 2004 con la promesa de terminarlo en el 2009, pero todo quedó en agua de borrajas tras el estallido de la crisis. En la última cumbre luso-española, celebrada hace un par de semanas en Guarda, los dos países se comprometieron a avanzar en le mejora ferroviaria entre Oporto y Vigo y el primer ministro dijo, incluso, que Portugal no dejaría escapar el tren de alta velocidad. El Programa Nacional de Inversiones 2030 recoge esta actuación y la que comunica las dos principales urbes del país. Se prevé que la inversión cueste 4.500 millones de euros, incluyendo dos grandes puentes.

Para que el viaje Oporto-Vigo se quede en una hora será necesario, también, modernizar el tramo gallego. Todo depende del Ministerio de Transportes. Sigue pendiente de estudio la salida sur de Vigo para unir la ciudad con la frontera portuguesa de una forma más directa ya que ahora hay que pasar por Redondela.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

El dilema de Vigo: a Madrid en tren por Santiago o por la vieja línea del Miño