Las 20 cosas con las que el tasador calcula el precio de tu piso

YES

María Pedreda

Tres profesionales desgranan todo lo que se tiene en cuenta a la hora de ponerle precio a un piso y explican por qué casi nunca es tan alto como el que el propietario espera. ¿Sube el precio tener un frigorífico de alta gama? ¿Y unos muebles de madera maciza?

21 sep 2021 . Actualizado a las 10:29 h.

Cuando un tasador recibe un encargo, primero comprueba los datos del catastro, la coincidencia de las mediciones y los años de antigüedad que tiene la construcción del edificio. Es entonces cuando llega el momento de la entrada del profesional, que acude con cámara de fotos y medidor de puntero en mano. También con una hoja para hacer sus apuntes, unas notas que serán cruciales tanto para el vendedor como para el comprador. Esa tasación determinará, entre otras cosas, la viabilidad de la hipoteca y de la compraventa. A continuación, tres expertos desgranan los aspectos que suman y restan en la valoración de un piso. Cada vivienda es un mundo y todo es matizable, pero lo primero que hay que tener claro, advierten los expertos, es que tenemos que dejar a un lado el valor emocional y centrarnos en el real. Y no, aquí no entran ni los muebles hechos a medida ni los electrodomésticos de alta gama.

Fuera del edificio

La situación. Probablemente, el factor que más valor sume a la vivienda. «La localización es el valor más determinante, ¿pero qué es exactamente? Tiene mucho que ver con la accesibilidad a los servicios», indica César Escobar, codirector de Control de Valoración de la sociedad de tasación Tinsa. Coincide con él la tasadora de Tasgal María Teresa Manteiga López, que asegura que la ubicación «es el criterio que más pesa frente a otros como el estado del edificio o los metros de superficie». Para el presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de A Coruña, Herminio Carballido, hay zonas céntricas indiscutibles donde los valores por metro cuadrado de venta se disparan: «Por ejemplo, en la Marina de A Coruña el metro cuadrado puede llegar a los 4.000 euros, mientras que en barrios a la baja como el de Os Mallos anda entre los 800 y los 900 euros».

Servicios del entorno. Aquí entran dotaciones como los hospitales, los colegios y el transporte público. También el hecho de que haya comercios y supermercado. «Estudiamos variables como la densidad de población, el grado de desarrollo urbano, o si está en un núcleo de población o alejado de este», puntualiza Manteiga.