El párroco percibe la tristeza de las familias y la indignación del sector


Ramón Marful, párroco de Burela, declaró ayer, tras la misa oficiada por el vicario zonal que, durante estos días, ha percibido con claridad tres sentimientos entre la población. «A tristura nas familias, a indignación nos armadores, que querían que se actuase moito máis rápido, e a preocupación das autoridades, que fan todo o que poden e encima critícanos, e iso claro, moléstalles», manifestó.El sacerdote comentó, por otro lado, que la ceremonia eucarística de ayer, sin cuerpos presentes, «non enché ás familias». Durante la misa informó de los funerales que tendrán lugar estos días. Ayer se celebró el entierro del burelense Camilo Montes. Hoy, a las 15.30 horas, será el del peruano Richard Gustavo Manchego. Y mañana lunes, a las 17.00, tendrán lugar las honras fúnebres del caboverdiano Víctor Jorge Correia, nacido en la antigua colonia portuguesa y residente en Burela desde hace unos cuatro años. Entre los asistentes a la misa de ayer al mediodía se podían oír comentarios alusivos a este joven, o fillo de Fátima, como es conocido, pues su madre lleva décadas viviendo en la localidad mariñana. Mientras, los familiares y amigos velan a sus muertos en los distintos lugares habilitados, la Casa del Mar, el tanatorio Virxe do Carme y en el Hospital da Costa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El párroco percibe la tristeza de las familias y la indignación del sector