El Viveiro renuncia a su trono

Xove Lago y Valadouro tampoco disputarán la Copa Diputación. San Ciprián-Milagrosa, Foz-Pastoricense y Burela-Riotorto son los cruces de una ronda inicial de la que está exento el Ribadeo, que jugará los 1/8 en Sarria

.

VIVEIRO / LA VOZ

La Copa Diputación de Lugo para equipos de Preferente y Primera Autonómica tendrá nuevo campeón desde el 25 de junio. El ganador de las dos últimas ediciones del torneo ha renunciado a revalidarlo. Varios han sido los motivos que harán que el Viveiro no esté en liza en un certamen que comienza el próximo día 28 de mayo con cuatro representantes de la comarca -el Ribadeo, exento de la primera ronda, y el San Ciprián, Burela y Foz-. Según explicó el director deportivo Luis Del Río, la abdicación celeste es una «decisión meditada»: «Aínda que o premio da Deputación para o gañador é moi importante, non reporta beneficios ás arcas do club, senón que nos dous últimos anos foi íntegro para os xogadores. Preferimos aforrar cartos para comezar canto antes a planificación da nova tempada».

El Viveiro no será el único club mariñano que no participe por decisión propia. El Valadouro, «por problemas de efectivos» según Julio Castro, y el Xove Lago, «centrado exclusivamente en sellar la permanencia en Primera Autonómica», dijo Kiko Rey, tampoco están entre los 22 clubes que conocen ya su camino hacia la final del día 25, en un estadio que determinará la Delegación lucense de la Federación.

Los tres concursantes comarcales de Primera Autonómica comenzarán en la ronda de dieciseisavos de final, el 28 de mayo, y todos ellos como locales. El San Ciprián ante la Milagrosa, y Burela y Foz, que podrían cruzarse en octavos, frente a Riotorto y Pastoricense, respectivamente. A esa ronda accede directamente el Ribadeo, de Preferente. Su camino comienza el 4 de junio en el campo de la Sarriana.

Todas las eliminatorias se resolverán a partido único y en el campo del conjunto de inferior categoría. En caso de empate, no habrá prórroga y sí penaltis.

Votación
1 votos
Comentarios

El Viveiro renuncia a su trono