ribeira / la voz

«Isto era o que tiña que haber cando se foi ao fondo o Prestige». Así se expresaba un marinero jubilado esta mañana en Testal presenciando el simulacro que la Unidad Militar de Emergencias (UME) realizaba en las inmediaciones del banco marisquero. Y no le faltaba razón. Los militares se plantaron en la villa noiesa con un gran despliegue de medios humanos y materiales que dejaban en evidencia a los que había cuando se hundió el mercante frente a las costas gallegas y que inundó de chapapote las rías.

Unas cien personas, entre ellas más de 70 del Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales de la UME, realizaron un ejercicio práctico conjunto ante una supuesta emergencia medioambiental en la ría.

La actuación principal tuvo lugar durante la mañana en las inmediaciones del muelle de Testal y se basó en la realización de una operación costera para la gestión de una emergencia simulada en el mar, provocada por un vertido de hidrocarburos a consecuencia de un choque entre dos embarcaciones.

La compañía de intervención, junto al resto de unidades, realizó un ejercicio coordinado de control de vertidos, extracción de hidrocarburos y recuperación de fauna contaminada, así como la descontaminación de personal, material y vehículos.

Durante la actividad, también estuvo presente el laboratorio de identificación rápida que puso en práctica su capacidad de análisis y caracterización de las muestras de aguas, lodos y suelos tomados por el personal de reconocimiento para determinar el alcance de la supuesta contaminación y, por tanto, la afectación de la zona.

Autoridades

Los ejercicios levantaron mucha expectación en la localidad y fueron decenas de vecinos los que se acercaron hasta las inmediaciones del puerto noiés para presenciar el operativo. También se dejaron ver por el lugar diversas autoridades, entre ellas la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, y el alcalde de la localidad, Santiago Freire, que agradeció la presencia de los militares y también que eligiesen Noia para llevar a cabo dichas prácticas.

Lo que más despertó la curiosidad de los asistentes y de las autoridades fueron la organización de los equipos preparados para actuar y, en especial, el proceso de descontaminación, tanto de las personas como de los animales. Los ejercicios estaban perfectamente sincronizados y coordinados y todo salió a la perfección en una mañana espléndida.

Al terminar la exhibición, la mayoría de los asistentes se fueron a casa con la sensación de que ahora sí se está preparado para actuar en caso de un siniestro como el del Prestige.

Entidades colaboradoras

Cruz Roja, Naturgy, Fundación Urxencias Sanitarias 061, Protección Civil de la Xunta, Centro de Recuperación da Fauna Silvestre de Liáns-Oleiros, Summa 112 de Madrid, Concello de Noia y cofradía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un supuesto vertido en Testal puso a prueba la capacidad de la UME