Olegario Sampedro incidió en la fragilidad de la paz al recoger el premio dado al IMER

La Diputación entregó los galardones que visibilizan el papel de las entidades para promover la concordia y la tolerancia


ribeira / la voz

Orgullosos por el trabajo realizado y por el hecho de tratarse de un éxito colectivo, integrantes del Instituto de Mediación Educativa de Ribeira (IMER) recogieron ayer el primer Premio pola Paz concedido por la Diputación de A Coruña. Durante el acto, el presidente del IMER, Olegario Sampedro, puso el acento en la fragilidad de los derechos humanos «creados hai 70 anos e outros tantos conculcados».

Agradeció el apoyo del Pen Galicia y de las 26 entidades que apoyaron la candidatura del IMER para recibir el galardón, al tiempo que subrayó la importancia de que la Diputación ponga en valor aspectos como la paz. El docente habló sobre la unidad didáctica del proyecto Libertas, cuya exposición puede verse actualmente en la Fundación Cela en Padrón, al tiempo que manifestó: «Este é un premio moi significativo que nos dá pulo e impulso para continuar co noso traballo».

Importante labor

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, felicitó a las entidades ganadoras «polo importante labor que levan a cabo en pro da cultura da paz e a convivencia». González Formoso citó la Declaración Universal de los Derechos Humanos para afirmar que la paz «require dun proceso positivo, dinámico e participativo no que se promova o diálogo».

La Diputación coruñesa también galardonó en esta primera edición a los colectivos Ecodesarrollo Gaia y Ecos do Sur, con el Premio á Convivencia; mientras que la distinción juvenil fue para el Seminario Galego de Educación para a Paz.

Acompañando al equipo del IMER estuvo el alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz. También asistió la diputada de Porto do Son y responsable del área de Servizos Sociais, Ánxela Franco.

El presidente provincial manifestó que el objetivo del galardón es contribuir a dar visibilidad a colectivos que trabajan en los ámbitos social y educativo para favorecer la tolerancia, el entendimiento y la concordia.

El galardón está dotado con 2.500 euros y con una figura de Sargadelos que representa la paloma de la paz de Picasso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Olegario Sampedro incidió en la fragilidad de la paz al recoger el premio dado al IMER