Varios ayuntamientos gallegos estafados por una red que crea cuentas falsas de empresas

Usurpan los datos de compañías con las que tienen servicios contratados para conseguir hacerse con pagos periódicos

Casa consistorial de Ribeira
Casa consistorial de Ribeira

ribeira / Vilagarcía

Las estafas informáticas figuran entre los delitos que mayor crecimiento han experimentado y aunque los clientes particulares suelen ser los principales damnificados, lo ocurrido hace unas semanas en los concellos de Ribeira, Vilagarcía y Cambados demuestra que nadie está a salvo. Los dos primeros fueron objeto de sendas estafas por parte de una red que usurpa los datos de empresas con las que tienen contratados servicios para, mediante la creación de cuentas falsas, conseguir que los pagos periódicos vayan a parar a sus bolsillos.

Las compañías de las que sustrajeron los datos para suplantar su identidad son distintas en cada ayuntamiento, pero el procedimiento es el mismo. Los estafadores abrieron una cuenta a través de la banca digital con un DNI falso. Después, haciéndose pasar por la empresa en cuestión, remitieron correos a los servicios económicos de las respectivas Administraciones locales notificando un cambio de cuenta bancaria para que, a partir de ese momento, hicieran allí los ingresos.

En el caso de Ribeira, la empresa cuya identidad se suplantó es Ferrovial, con la que el Concello tiene contratado el servicio de alumbrado público. El pago que fue a parar a manos de los estafadores ascendió a 180.000 euros.

Sin querer entrar en detalles, dado que el asunto está bajo investigación judicial, el alcalde, Manuel Ruiz, se limitó a decir que los servicios de Tesorería e Intervención solicitaron las certificaciones correspondientes, que fueron aportadas por los estafadores, y se efectuó la transferencia a la nueva cuenta.

Nueve días después, fue la propia entidad bancaria la que advirtió al Ayuntamiento de que el departamento de fraudes había detectado la existencia de una cuenta fraudulenta. Inmediatamente, el Concello interpuso una denuncia en comisaría.

El punto en común de los casos de Ribeira y Vilagarcía viene dado por la entidad bancaria en la que los estafadores suplantaron a las empresas de servicios. Se trata del BBVA. Cuando el banco alertó a los responsables municipales de que existía una cuenta fraudulenta, el 31 de julio, el Concello pudo rescatar inmediatamente tres transferencias por importe de 79.400, 4.000 y 6.600 euros, correspondientes a la facturación de Aralia, la empresa que desempeña la ayuda en el hogar, en el mes de mayo. El problema es que Tesorería había realizado un ingreso anterior, por importe de 97.000 euros, que se correspondía con abril. El método fue el mismo que se empleó en el municipio barbanzano: un correo en el que se falsificaba la identidad de la compañía informaba de un cambio en el número de cuenta. El Ayuntamiento, que reforzará sus sistemas de control y ciberseguridad, espera recuperar el importe de aquel primer pago a través de las investigaciones de la policía o del seguro de responsabilidad de la propia institución.

Los estafadores se propusieron actuar también en Cambados. El concejal de Facenda lo evitó al ponerse en contacto con la empresa a la que pretendían suplantar. Esta desmintió haber cambiado de cuenta y el Concello se dirigió inmediatamente a la Guardia Civil. El contrato al que apuntaban también era sustancioso: alrededor de 780.000 euros en varias anualidades.

Tres casos

Ribeira: 180.000 euros. El pago ascendió a 180.000 euros. Tras su realización, el banco avisó de que había una cuenta fraudulenta.

Vilagarcía: 187.000 euros. En dos pagos. Avisado por el banco, el Concello pudo recuperar el segundo de ellos, de 90.000 euros.

Cambados: operación frustrada. El Concello denunció el caso tras recibir un correo y comunicarse con la empresa que sería suplantada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Varios ayuntamientos gallegos estafados por una red que crea cuentas falsas de empresas