Los débiles, delante


Convivir y ayudar. Si además hay diversión por el medio, el menú solidario es completo. Nunca se debe desaprovechar la ocasión de ponerse en el lugar del que sufre. Es un buen ejercicio para creer en la vida de verdad. El lobo más fuerte siempre es el último de la manada en los largos traslados. Llevan a los más débiles delante. Si la sociedad hiciese igual, avanzaría mucho más rápido y segura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los débiles, delante