Desmanes


El pasado verano, unos viajeros en furgoneta con matrícula germana estacionaron su auto en un espacio costero entre Soesto y Traba de Laxe habitualmente vedado a vehículos de motor. Extendieron su mesa y demás complementos y disfrutaban de parajes únicos con toda comodidad y con el privilegio del que no es molestado pese a la transgresión. Ocurrió muchas otras veces, casi siempre con veraneantes aventureros, que se vienen a sumar a moteros y demás incontrolados. Costas parece dispuesta a ponerle límite a los desmanes en áreas de especial valor natural como son los sistemas dunares. Espacios que suelen recibir en pocos meses las agresiones que están vedadas todo el año. Los comportamientos llegan a ser tan irresponsables que incluso son arriesgados para las personas. Áreas especialmente sensibles y de gran atractivo que dejan de tenerlo en el momento en que las destruyen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Desmanes