El actor Manu Baqueiro emociona en MasterChef Celebrity con su postre «Malpica»

P. Blanco, F. Rodríguez CARBALLO / LA VOZ

MALPICA DE BERGANTIÑOS

Manuel Fiestas Moreno

Llegó a la gran final y, aunque se quedó con el puesto de subcampeón, sus recuerdos lo suben al podio del corazón de la Costa da Morte

01 dic 2022 . Actualizado a las 19:17 h.

Malpica va estos días de cocina. Después de acoger una de las paradas en Galicia del popular chef británico Gordon Ramsay, ahora el propio nombre de la localidad ha sido difundido en un programa nacional de gran audiencia (RTVE). Fue el actor Manu Baqueiro quien, durante la gran final de MasterChef Celebrity 7, llamó así al postre que preparó: Malpica. Se emocionó y emocionó. Aunque nació en Madrid, como ya contó en su día para La Voz, tiene sangre gallega. Algunos de sus mejores recuerdos están en localidades como Pontecaldelas, Raxó o, precisamente, Malpica de Bergantiños, uno de los corazones de la Costa da Morte. Una simple palabra, recoge la crónica de MasterChef, basta para contar muchos sentimientos: «Malpica para mí es mi hermano, mi madre y el padre de mi hermano, que en paz descanse», dijo el actor antes de tener que coger aire. «Malpica es un pueblo gallego de pescadores. No es el más bonito del mundo. Pero es un pueblo que para mi hermano y para mí ha sido de esas épocas felices de la vida que ya sabes que no vuelven y que quisieras que no se hubieran ido. Pasábamos el día en el puerto, íbamos a la lonja cuando sonaba la sirena a ver qué traían...», evocó durante su explicación del postre: cremoso de queso con velo de café y helado. «Cuando llegábamos a casa siempre había un helado para mi hermano, de almendras, que le encantan», completó. Se atrevió también con el conjuro de la queimada. 

El conjuro final de Manu Baqueiro en MasterChef Celebrity 7

Entre lágrimas, aseguró haber puesto todo su amor en este plato y también en el resto del menú, unas cigalas de la abuela Amalia y un mero «de ida y vuelta». Todo, con vínculo en Galicia. «De pequeños siempre nos recibía con la mejor empanada de zamburiñas de toda Pontevedra y cuando había suerte lo acompañaba de cigalas», contó también emocionado sobre su abuela. Les añadió algo innovador, lías de vino albariño. Con respecto al mero, que acompañó de caldeirada, lo eligió «por ser el pescado favorito de mi madre. Ella es la persona que más ha creído en mí siempre»: «Lo he llamado así porque quería hablar de la familia de mi padre. Es una familia de emigrantes. Y este plato viaja a América y vuelve a Galicia, por eso es de ida y vuelta». 

Manu Baqueiro, a quien sin duda en muchas casas no podrán desligar nunca de su papel como Marcelino, Marce, en Amar en tiempos revueltos, aunque su trayectoria es desde luego mucho más amplia, llegó al concurso de cocina afirmando que sabía «lo justo». Sorprende ver cómo ha evolucionado. No pudo hacerse con la victoria del certamen, que finalmente se llevó Lorena Castell, pero desde luego Manu ha conquistado corazones de la Costa da Morte. «Me hubiera encantado ganar. Pero lo he dado todo y he llegado a la final. Me alegro mucho por Lorena», declaró.

El alcalde malpicán, Eduardo Parga, intervino este miércoles en Radio Voz para darle las gracias a Manu por llevar el nombre de Malpica con tanto cariño, aunque quiso discrepar en eso de que no es el pueblo más bonito del mundo. «Voulle discrepar. Si que é o máis bonito», rio. «Deberían agora todos os restaurantes deste concello aproveitarse deste postre, xa estendido polas redes», propuso. Incluso empleó los micrófonos para hacerle llegar al actor su invitación de volver a Malpica e, incluso, poder crear allí esta sobremesa para degustarla todos en directo. «É unha promoción que non contabamos con ela, pero que quero agradecerlle. Oxalá a faga sempre así alí por onde vaia. Véselle moito cariño ao pobo e ás súas xentes», valoró Parga. 

Lorena Castell en una imagen de archivo.

Lorena Castell gana «MasterChef Celebrity 7»

La Voz

Lorena Castell se coronó este martes como ganadora de la séptima edición de MasterChef Celebrity. Lo hizo en una final contra Manu Baqueiro, actor de origen gallego y conocido por su papel en Amar es para siempre, en la que ambos han exhibido una gran evolución en la cocina, con dos menús que, en palabras de los jueces «perfectamente podrían lucir en cualquier carta de un restaurante de estrella Michelín».

«Estoy súper feliz. Mucha parte de este trofeo es de mi madre, porque he aprendido de ella de tantas horas viéndola cocinar», señaló la presentadora al recibir el trofeo y los 75.000 euros que ha donado a la ONG Juegaterapia. Además, los dos duelistas podrán asistir a un curso de cocina creativa de un fin de semana en el Basque Culinary Center, la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas de San Sebastián.

Seguir leyendo