Iriome, el futbolista del Lugo con alma de músico y compositor

El jugador tinerfeño escribió la versión del «Resistiré» a la que puso voz un amigo y triunfa entre la afición


Apenas media hora empleó Iriome González, jugador del Club Deportivo Lugo, en versionar la letra del clásico Resistiré, el tema del Dúo Dinámico rescatado del baúl de los recuerdos por millones de españoles para hacer frente a la crisis del COVID-19. «Resistiré, metido aquí en casa, y esperaré a que pase todo esto de una vez, y volveré al estadio con todas las ganas, desde Tribuna, Fondo Norte o preferencia animaré». Esto es solo un pequeño párrafo del improvisado tema que escribió el extremo tinerfeño e interpreta Miguel Ángel López, un amigo almeriense reconvertido a hincha del equipo lucense una vez forjada la amistad.

«Cuando falleció mi padre, hace casi un año, también le compuse algo. Fue la primera vez y la única antes de hacer esto», asegura Iriome, que consiguió la colaboración de su amigo para poner voz a la obra a través de una apuesta. «Tenía que llegar a 5.000 likes en una publicación en Twitter y, evidentemente, no lo conseguí, pero él lo hizo de todas formas y se lo agradezco», cuenta el jugador del Lugo, sorprendido y, sobre todo, muy feliz por la acogida porque «ayuda a llevar mejor el confinamiento».

«En la situación en la que estamos —prosigue—, todo lo que sea sacarle una sonrisa a la gente se da por bien empleado», insiste el intérprete a propósito de la finalidad de un vídeo que se hizo viral. Dos horas y media después de que fuera publicado en las redes sociales ya contaba con más 3.000 reproducciones. La grabación dura un poco menos de minuto y medio y, en ella, el músico almeriense interpreta el tema con una guitarra española y vistiendo una camiseta del Club Deportivo Lugo. «Ayudaré a conseguir la permanencia, desde la grada hasta mi último aliento te daré, mientras esté el virus yo en casa me quedaré... Resistiré», dice la parte final de la versión albivermella del tema lanzado por el Dúo Dinámico a finales de los 80.

Iriome tiene en los genes un alma de músico y compositor. «Lo heredé de mi padre», asegura con tono nostálgico. En realidad, la música es una de las mayores aficiones y la lleva muy dentro desde bien chico, si bien prefiere no airear sus dotes. «A los cuatro años ya iba a clases de teclado y estuve hasta los 15, cuando fiché por el Tenerife y me resultaba imposible compaginar las dos cosas», rememora antes de confesar que poner voz a sus letras no es precisamente su especialidad: «Me da mucha vergüenza y además no se me da nada bien. No tengo voz, eso lo dejo para mi amigo Miguel Ángel, que hasta hace poco formaba parte de un grupo».

La guitarra y el saxofón también están entre sus gustos musicales. Y con los dos hizo sus pinitos. «Cuando me marché cedido al Huesca fui a clases de guitarra y aquí en Lugo retomé las de saxofón», cuenta. Y detalla: «Mi padre me regaló un saxo, pero cuando nació mi segundo hijo dejé un poco aparcada esta afición».

Su anhelo musical

Quizás en este período de confinamiento vuelva a aflorar la pasión por la música de un futbolista que cumple su sexta temporadas en las filas del Club Deportivo Lugo y con un objetivo en mente para cuando cuelgue las botas. «Desde siempre he tenido el deseo de juntarme con tres o cuatro amigos y montar un grupo», confiesa. Pero sin grandes aspiraciones. «Para tocar solo en familia y pasar unos buenos ratos», precisa.

Como todos los jugadores de la escuadra rojiblanca, Iriome cumple con el confinamiento en su casa de Lugo cumpliendo a rajatabla el plan de trabajo que les hace llegar el cuerpo técnico, encabezado por Curro Torres. Pide responsabilidad a todos los aficionados lucenses y muestra su agradecimiento por la aceptación del tema que compuso, que bien podría servir como himno simbólico del club en su guerra por la permanencia en Segunda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Iriome, el futbolista del Lugo con alma de músico y compositor