La sangre del matadero corría desde la plaza de Argüelles a la calle Real

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

XOAN CARLOS GIL

Los vecinos denunciaron al empresario Norberto Velázquez Moreno por las inmundicias y olores que producía el macelo

25 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Norberto Velázquez Moreno tuvo un matadero en el entorno de la actual plaza de Argüelles, en pleno centro de la villa. Esta ubicación generó en 1801 una polémica que terminó en la Real Audiencia de A Coruña. Antes de alcanzar la instancia más alta de la justicia en Galicia, un vecino de la parte alta de la villa trató de que fuese solucionado el problema en el marco municipal.

Benito Fernández Infesta enviaba un escrito en enero de 1801 al juez Manuel Morales exponiéndole la situación. Este hombre, que era escribano y propietario del edificio donde estaba el matadero, aludía a una cuestión de salud pública para reclamar el cierre del establecimiento, que por otro lado le permitiría recuperar su propiedad una vez que la casa donde vivía de alquiler había sido requisada para los alojamientos de tropas.

Su escrito aporta una visión apocalíptica del lugar y su entorno. «La inmundicia que despide, baña y corre por la calle Real hasta desembocar a la mar, causando un olor pestífero a todos los havitantes en perxuicio de la salud pública», afirmaba el vecino.