Jennifer López: «A los 50 somos mujeres más interesantes, más atractivas y con más confianza que hace diez años»

La actriz podría obtener su primera nominación al Óscar por su brillante interpretación en «Estafadoras de Wall Street»

Jennifer López
Jennifer López

Los Ángeles / Colpisa

Jennifer López (Castle Hill, Nueva York, 1969) ha sido la sorpresa del largometraje Estafadoras de Wall Street. Dirigida por Lorene Scafaria, este largometraje es una mezcla de drama y comedia que cuenta la historia de un grupo de bailarinas exóticas que monta su propio negocio para sobrevivir a la crisis del 2008. La actriz y cantante, que no deslumbraba así en una película desde la lejana Un romance peligroso (1998), podría obtener su primera nominación al Óscar con esta interpretación.

-Parece que usted sabe mejor que su personaje cómo afrontar los momentos de crisis y éxito.

-He tenido mucha suerte. Supe mantener los pies en el suelo cuando mi vida despegó y se convirtió en una vorágine. A pesar de lo que he vivido, me considero una persona humana y sencilla, con muchos valores. Sin duda he alcanzado el éxito, pero no me olvido de mis debilidades ni de dónde vengo. Creo que ahora me acepto más a mí misma.

-Es una comedia basada en hechos reales, muy pegada a la crisis, y protagonizada por mujeres.

-Hay sed por este tipo de historias. Hemos visto la camaradería masculina durante décadas y creo que ha llegado el momento de dedicar esa atención a las mujeres. Son antiheroínas al estilo Robin Hood, pero mujeres. Ya era hora de situarlas en el centro de la narración. Me siento muy orgullosa de todo el elenco, de la directora y de cada mujer que ha participado en este filme. Como productora y protagonista no puedo esperar a compartir la cinta con el público.

-¿Cómo describiría su personaje?

-Es un papel dedicado a las mujeres trabajadoras, a las amigas, a la familia. Sus decisiones son un alegato de supervivencia. Debo reconocer que ha sido el trabajo más difícil de toda mi carrera. Piensa que los acróbatas que trabajan en la barra o las bailarinas exóticas tienen una vida entera de preparación, mientras que yo tuve que aprender en seis semanas y pretender que sabía lo que hacía.

-50 años y sigue con un físico espectacular. ¿Cuál es su secreto?

-Creo que las mujeres hoy en día envejecen de otro modo, con otra actitud. Se les ve tan en forma como a las de veinte, y ha cambiado la idea de cómo se les percibe. Somos mujeres más interesantes, más atractivas y con más confianza que hace diez años y eso es muy sexi para los hombres, tengan la edad que tengan.

  -¿Se considera más una mujer de negocios o una artista?

-Creo que soy ambas cosas, pero ponme el cargo de mujer de negocios. Me gusta. Me siento muy orgullosa de lo que he conseguido.

-¿Por qué decidió hacer este filme?

-Yo participé en el desarrollo de la película. Cuando leo un guion, tengo que sentirlo. Me imagino a mímisma viviendo la historia y, si eso sucede, suele interesarme, a menos que apeste el desenlace. Pero si mantiene el interés hasta el final, entonces puedo verme en el relato. Siempre tengo que identificarme con la narración.

-Alex Rodríguez y usted forman la pareja latina más poderosa del momento.

-Los dos nos hemos hecho a nosotros mismos, los dos hemos triunfado y estamos juntos. Él ha tenido que trabajar muy duro en el béisbol también para llegar donde está. Es algo que ambos tenemos en común. Tenemos una ética de trabajo en la que apreciamos y sabemos, viniendo de no tener nada, lo que significa salir de un barrio pobre. Los dos queremos ayudar, devolver parte de lo que tenemos a nuestra comunidad y educar de esa manera a nuestros hijos, porque ellos están creciendo de una forma muy diferente a nosotros.

-¿Cómo los educa?

-Si hay algo que no puedo darles es la inteligencia que uno adquiere viviendo en las calles. Eso es algo que se gana cada uno. Cuando les digo a mis hijos que sean más duros y me piden que les enseñe, simplemente no puedo. Sé que no tienen la piel tan dura como yo, pero han evolucionado mucho más emocionalmente. Son más inteligentes. Me superan, porque no piensan a la antigua, de manera tradicional, como me educaron a mí. Son muy abiertos. Es algo maravilloso de ver. A mí me educaron de cierta manera. Pero he aprendido a ser diferente y puedo enseñar a mis hijos de otra manera. Cuando los ves actuar de una forma distinta a como lo hubieras hecho tú, es una gran recompensa. No puedo darles la sabiduría de las calles, pero sí una educación emocional mucho más inteligente. Ese es el beneficio de mi triunfo.

No quiero estancarme ni empezar a rodar cuesta abajo. Quiero mejorar y eso siempre es posible

-¿Cómo se motiva?

-Lucho siempre, cada día, por mejorar. Esa siempre ha sido mi inspiración, el reto. Decirme cada mañana que puedo llegar a conseguir lo que deseo. No quiero estancarme ni empezar a rodar cuesta abajo. Quiero mejorar y eso siempre es posible. Es mi filosofía.

-Usted demuestra con su interpretación que es una de las artistas más versátiles de su generación. Su camaleónica capacidad para reinventarse en el mundo del cine y de la música han convertido su nombre en una «marca».

-Con la fama el mundo a tu alrededor se hace más pequeño. Mi familia es lo más importante. Quiero dedicar esta película a las mujeres de mi vida, a mis primas, a mi madre, a mi abuela. Trato de mantenerme mentalmente en forma y entiendo que tiene mucho más poder decir que no a decir que sí. Eso me ha hecho ser una mujer más feliz para mí y para mis hijos

-Cuando voy al gimnasio, antes de entrar, miro su Instagram para inspirarme. ¿Cómo puede estar a los 50 con ese físico y esa energía?

-Tienes que poner las horas que requiere, no hay otro camino. No hay rodeos. No me mato como solía hacer a los veinte años. Antes solía entrenar a las 5 de la mañana y después de rodar. Me pasaba la vida bailando y entrenando. Ahora he cambiado mi rutina. Escucho a mi cuerpo y entreno cada día menos tiempo. He aprendido a estar en la misma frecuencia que mi cuerpo. Cuido mi salud, mi dieta, hago ejercicio, y supongo que soy tan consciente de mi físico porque soy actriz. Llevo 20 años frente a las cámaras y sé que la gente me mira. Estoy muy conectada a mi cuerpo y cambio según va pasando el tiempo, pero me adapto a mis nuevas circunstancias. Hago ejercicio tres días a la semana y dos días de danza.

-¿Cómo mejora? ¿Investiga las nuevas tecnologías, estudia los avances?

-Siempre estoy al día de lo que sucede. Siempre hay una nueva moda, una nueva locura a la que sumarse. Pilates o Soul Cycle o la nueva verdad de todas las verdades, pero yo llevo años entrenándome con Tracy Anderson y entre las dos hemos encontrado lo que funciona para mí. Cada persona es diferente. Cuando llegas a un punto en el que te estancas, debes cambiar la rutina. Tienes que hacer más o algo diferente, hay que explorar constantemente.

-¿Qué me dice de su piel?

-Estoy preparando una línea de belleza que lanzaré probablemente el próximo año. Es algo en lo que he estado trabajando. He aprendido muchos secretos a lo largo de los años, he coleccionado tanta información que estoy lista para compartirla. La gente quiere saber lo que hago y es cierto que tengo varios secretos que funcionan, pero no voy a compartirlos hasta que lance mi producto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Jennifer López: «A los 50 somos mujeres más interesantes, más atractivas y con más confianza que hace diez años»