Touriño: «Los jugadores lo dan todo pero toca sufrir»

El entrenador del Estradense tiene la baja segura de Astray y la duda de Pablo en la visita al Arenteiro


Los tres puntos ante Erizana con un solitario gol de Chan saben a gloria en el seno del Estradense. No tanto por la entidad del rival sino por las adversas circunstancias con que se afrontaba el partido, sin cuatro titulares y con Astray probando de inicio pero teniéndose que retirar mediada la primera parte. El delantero será baja segura el próximo domingo en una exigente visita al campo del Arenteiro.

«A la situación de Astray se sumó que ni Chan ni Guti estaban al 100 % y tenemos que dar por buena la victoria por la mínima, pese a gozar de alguna ocasión más, porque estuvimos muy lastrados y sabíamos que tendríamos que sufrir», aseguraba ayer Javi Touriño. El entrenador del Estradense quiso destacar el sobre esfuerzo de la plantilla, dada la poca profundidad de banquillo esta temporada. «Los jugadores lo dan todo pero toca sufrir ya que hay otros muchos clubes que están compitiendo económicamente y en plantilla en unas condiciones mucho mejores que las nuestras», significó Touriño.

El técnico rojillo recupera para el próximo encuentro a los dos sancionados, Martín y Javicho, así como a Mateo, quien no pudo estar ante Erizana por motivos personales. Ahora la duda estriba en si conseguirá llegar Pablo, una de las piezas clave en el esquema de Touriño esta campaña.

Los estradenses tendrán una de las salidas más complicadas en lo que resta de liga, al campo del Arenteiro, con las aspiraciones de ambos conjuntos en juego. Los ourensanos requieren la victoria para al menos mantener la segunda posición, mientras el Estradense, actualmente tercero a tres puntos, podría alcanzarle si logran imponerse. Javi Touriño sí reconocía ayer al margen de lo complicado del rival que «son los partidos que te gusta entrenar, jugar y competir ante un Arenteiro con una gran afición que mete presión extra».

Votación
0 votos
Comentarios

Touriño: «Los jugadores lo dan todo pero toca sufrir»