Lalín abre «embajada» en Cangas

El empresario Antonino Albano pone en marcha allí un establecimiento dedicado a la venta de productos de calidad con sello de la capital dezana

o. p.
lalín / la voz

Es una realidad que la pandemia de covid-19 ha golpeado con fuerza a multitud de negocios, causando, por desgracia, la desaparición de muchos de ellos. En tiempos tan complicados como estos, parece que agudizar el ingenio y lograr adaptarse es la única forma de seguir en pie. Hace siete años que Antonino Albano y su familia llegaron a Lalín desde Venezuela y abrieron las puertas de su pizzería-parque de colchonetas hinchables, el Pizza Park, en Lalín. Sin embargo, la crisis sanitaria perjudicó seriamente a este establecimiento, pues estaba orientado a familias con niños y a la celebración de grandes fiestas de cumpleaños. «El parque ha pasado a ser un problema», cuenta el dueño; pese a cerrarlo temporalmente, la pizzería sigue sufriendo la pérdida de clientes.

Ante esta situación, Antonino y su mujer optaron por diversificar su actividad y buscar una alternativa que pudiese ayudarlos a salir adelante. De ese modo, decidieron abrir Lalín Point el pasado 31 de julio, una tienda creada con el objetivo de promocionar productos lalinenses en otras ciudades. «Había tantos productos en la zona que pensamos que era necesario darlos a conocer. Pan, queso, fiambre... son cosas que siempre se van a vender, con pandemia o sin pandemia», comenta Antonino.

Ubicada en Cangas de Morrazo -en la calle Eirado do Señal-, la tienda vende productos de Embutidos Lalinense, quesos del Pazo de Anzuxao, pan de la Panadería Fernando y miel de Casa Pájaro. «Tras siete años en Lalín, teníamos experiencia comercial con estas empresas. Les comentamos el plan y a todos les pareció buena idea. Han pasado de ser nuestros proveedores a aliados estratégicos», explica Antonino, que no descarta vender los productos de más empresas de alimentos locales si estas se interen por el proyecto.

Lalín Point se trata de la primera tienda de la familia, que hasta ahora siempre se había dedicado al negocio de la restauración. Respecto a la decisión de situarla en Cangas, Antonino explica que «íbamos allí de vacaciones y siempre veíamos bastante movimiento, sobre todo con el turismo, por lo que nos pareció un buen lugar». El establecimiento, que está abierto todos los días de la semana, de 10.00 a 14.30 horas, es atendido por Antonino y su mujer -los días que uno se encarga de la pizzería, el otro lleva la tienda, y viceversa-, pues como explica el dueño «de momento queremos estar presencialmente en la zona para dar un trato personal».

Extenderse a toda Galicia

Desde su apertura, parece que Lalín Point ha tenido buena aceptación entre los vecinos de Cangas, tal y como comenta el propietario: «Los productos ya eran bien conocidos por todo el público, lo que más triunfa es el pan y la conserva de cocido lalinense». Antonino cuenta que en el futuro, si todo va bien, tienen pensado abrir tiendas en las cuatro provincias: «Yo me considero un hijo adoptivo de Lalín. Quizás aprecio todo más porque vengo de fuera, pero soy un fiel admirador tanto del alimento como del entorno y por eso quiero difundirlo».

Así, Antonino se ha convertido en un auténtico embajador de Lalín, llevando no solo la gastronomía local al exterior, sino también difundiendo las fortalezas del pueblo: «A los clientes procuro enamorarlos hablándoles de Lalín, para que vayan a descubrirlo. Conocen la Feira do Cocido, pero yo les digo que ese es precisamente el día que menos pueden conocer el pueblo. Aquí hay naturaleza, astronomía, historia ... Lalín no solo es el cocido». Y Lalín Point es un espacio desde el que aproximarse, desde Cangas a la capital dezana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Lalín abre «embajada» en Cangas