Ritz Carlton confirma su intención de quedarse en Barreras

«Trabajamos para encontrar una solución a largo plazo para el astillero», afirma el gigante hotelero, tras pedir perdón a sus clientes por los retrasos

CRUCERO DE LUJO. Hijos de J. Barreras será el primer astillero gallego que construya un buque de este tipo. Para Ritz-Carlton.
CRUCERO DE LUJO. Hijos de J. Barreras será el primer astillero gallego que construya un buque de este tipo. Para Ritz-Carlton.

vigo

Ya es oficial. The Ritz Carlton Yatch Collection no estrenará su línea de cruceros el 5 de febrero, como seguía anunciando en su página web, hasta esta madrugada (hora española) en que el gigante hotelero ha comunicado su retraso.

La compañía, con sede en Florida (EE.UU.) explica que los problemas de coste y el retraso en la entrega del primer buque generados por el astillero Hijos de J. Barreras han obligado a posponer el estreno de la división de cruceros hasta el 13 de junio del 2020, fecha que no deja de ser demasiado optimista, dados los más de 6 meses de retraso que acumula ya el proyecto.

«Nos disculpamos sinceramente con todos los huéspedes que estaban listos para navegar con nosotros a principios del 2020», declara la naviera, que garantiza que la construcción seguirá adelante y que la demora valdrá la pena: «nuestro enfoque sigue siendo garantizar una entrega perfecta, con los estándares de calidad y servicio por los que The Ritz Carlton es conocido. Nuestro equipo está profundamente comprometido a entregar una construcción altamente personalizada y de vanguardia, que hará que nuestro yate inaugural sea el más distintivo de su clase», manifiesta.

La compañía hotelera confirma las negociaciones con Pemex (accionista mayoritario), avanzadas por este periódico, para garantizar la viabilidad del astillero. «Tanto la nueva junta de Hijos de J. Barreras como la junta de The Ritz-Carlton Yacht Collection están trabajando de manera cooperativa hacia una solución a largo plazo para el astillero», comunica el grupo estadounidense.

Todo apunta a que será el fondo estadounidense Oaktree, inversor de la división de cruceros de The Ritz Carlton, quien tome el 100 % del astillero (el 51 % de Pemex y el accionariado restante que se reparten García Costas y Albacora) a un precio simbólico, con la intención de llevar a cabo la construcción de la flota de cruceros encargada al astillero.

Las empresas de García Costas que trabajan en Barreras dispararon las ventas desde su llegada a la presidencia

M. Sío Dopeso

Figuran en la lista de acreedores del astillero de duya presidencia acaba de ser desalojado

Electromecánica Naval e Industria (Emenasa) es uno de los mayores grupos auxiliares de construcción naval de Galicia, propiedad de José García Costas, presidente de Barreras en los últimos seis años, hasta su cese este pasado jueves.

La compañía es uno de los principales proveedores de piezas y servicios de los astilleros gallegos incluido el propio Barreras. Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, en el año 2013, cuando Costas se hizo con la presidencia de Barreras, Emenasa facturó algo más de 5 millones de euros. Eran los difíciles años del tax lease, y la construcción naval brillaba por su ausencia en las gradas de los astilleros privados de las rías de Vigo y Pontevedra.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ritz Carlton confirma su intención de quedarse en Barreras