Telefónica, KKR y Amancio Ortega venden por 7.700 millones su red de torres de telecomunicaciones

La cifra que desembolsará ATC por Telxius duplica de largo la valoración que se dio a esta última cuando trató de salir a bolsa

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica

La Voz

Telefónica ha dado un paso de gigante en el proceso para reducir su abultada deuda con la venta de las torres de telecomunicaciones de su participada Telxius (en la que comparte capital con Amancio Ortega, que posee un 9,99 % del accionariado, y con el fondo KKR, que tiene un 40 %) a American Tower Corporation (ATC). La operación, valorada en 7.700 millones de euros que se pagarán en efectivo, prevé el traspaso a esta última de 30.722 torres, tanto en Europa (España y Alemania) como en América Latina (Brasil, Perú, Chile y Argentina).

Telxius mantendrá, sin embargo, el negocio de los cables submarinos, que no se venden a ATC.

Con esta operación, la plusvalía atribuible a Telefónica ascenderá, aproximadamente, a 3.500 millones de euros. Además, un vez completada la venta, la deuda financiera neta de la operadora se reducirá aproximadamente en 4.600 millones. «Se trata de una operación que tiene sentido estratégico dentro de nuestra hoja de ruta. American Towers era nuestro segundo proveedor tras Telxius», destacó el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, quien añadió que tras esta «gran operación» el grupo seguirá centrado en sus objetivos «más ambiciosos»: la integración de O2 con Virgin en el Reino Unido, la compra de los activos móviles de Oi en Brasil y la reducción de la deuda.

La cifra que ingresarán los socios de Telxius con esta venta duplica, de largo, la valoración que se le dio a la empresa en el 2006, cuando Telefónica trató de sacar su filial a bolsa, ya con el objetivo de enjugar su abultado pasivo. La tasación que se hizo entonces arrojó un precio máximo de 3.750 millones, a 15 euros por acción, como recuerdan fuentes de la firma. Y en esa cifra se incluían los cables submarinos, que ahora no se enajenan.

Telefónica desistió finalmente de sacar Telxius a bolsa, al considerar que las ofertas de compra recibidas no valoraban adecuadamente la compañía.

Fue entonces cuando decidió dar un giro a su estrategia e impulsar la entrada de socios minoritarios: integró a KKR, que adquirió el 40 % del capital, y posteriormente a Pontegadea, la sociedad de inversión de Amancio Ortega, que se hizo con otro 9,99 %. Porcentajes que permiten a Telefónica mantener una participación de control, con un 50,01 %.

Bendición bursátil

La operación ha sido muy bien acogida por los inversores. Las acciones de Telefónica se dispararon ayer casi un 10 % en la Bolsa española, hasta cerrar en niveles máximos desde el pasado mes de julio. En concreto, los títulos de la operadora marcaron un último cambio en los 3,947 euros, un alza del 9,67 % respecto al cierre del martes, liderando así las subidas del Ibex 35, que ayer repuntó un 0,18 % y colocándose de nuevo en la barrera de los cuatro euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Telefónica, KKR y Amancio Ortega venden por 7.700 millones su red de torres de telecomunicaciones