Nueva Pescanova amplía capital social por 50 millones para no diluir a los pequeños accionistas

Abanca neutraliza el 80 % de la deuda del grupo por 540 millones

Nueva Pescanova

vigo / la voz

La puesta a flote de Nueva Pescanova quedará hoy vista para sentencia en la junta general de socios de la compañía, en la que Abanca, su mayor accionista y principal acreedor (con el 88,4% del capital social) hará valer su decisión de capitalizar el cien por cien de su deuda. ¿Cuánto dinero es eso? La suma se sitúa en torno a los 540 millones de euros, ya que la entidad tiene el 84 % de una deuda concursal, arrastrada desde el 2014, que se eleva a 643 millones de euros. Esa es la cantidad que la pesquera trató de refinanciar en un plan que, tras ser impugnado por socios como el fondo americano Broadbill o Pescanova S.A. (la vieja matriz) acabó siendo tumbado por el Juzgado Mercantil número 1 de Pontevedra, dejando al grupo en un difícil situación financiera, que ponía en peligro su propia integridad.

El rescate de Abanca pone a flote al grupo pesquero, pero todavía quedarían por capitalizar más de 120 millones de euros de deuda, que tampoco es una cantidad menor, en manos de pequeños socios. Habrá que esperar a que termine la junta de esta mañana para saber qué decisión adoptan el resto de los acreedores, un total de 70 (la mayoría, fondos de inversión), todos ellos con porcentajes de deuda muy bajos, que completan el 20 % de los créditos a canjear por acciones de Nueva Pescanova. Fuentes cercanas a la operación explican que lo previsible es que los socios que impugnaron el plan de refinanciación no acudan ahora a la ampliación de capital, que es voluntaria. En la misma junta, y una vez acordado el punto correspondiente a la capitalización de deuda, se fijará un plazo para que los socios no acreedores que vean reducido su capital social como consecuencia del plan de rescate, puedan recuperar el porcentaje que tenían hasta ahora. La ampliación de capital dineraria será por un importe máximo de 50 millones.

Ampliación dineraria

Esta operación está pensada para evitar la práctica dilución de los pequeños socios. Por ejemplo, en el paso de Pescanova SA (la vieja sociedad matriz que cotiza en la bolsa española) que actualmente tiene un 1,65 % de acciones de Nueva Pescanova y no es acreedora del grupo, tendrá opción a ampliar su participación, que se puede ver reducida una vez que los acreedores cambien deuda por acciones y obtengan un mayor peso en el capital social de la pesquera. «Se les da la opción de poder capitalizar, mediante la ampliación de capital dineraria, para recuperar su porcentaje», explican fuentes conocedoras del plan de rescate.

Oficialmente aún no se conocen los resultados del 2020 de Nueva Pescanova, pero se sabe que no han sido buenos. En el 2018 tuvo un beneficio de 5,4 millones de euros, pero en el 2019 las pérdidas fueron de 41 millones a pesar de los 1.057 millones (un 8 % más) de ingresos. A falta de conocer las cuentas auditadas, el año pasado, habría registrado unos números rojos de 21 millones (49 millones en el consolidado), según se recogía en las previsiones del plan de viabilidad presentado por Abanca junto al proyecto de refinanciación que tumbó el tribunal pontevedrés. Los ingresos podrían haberse reducido por la situación de la pandemia, sobre todo las restricciones, que han afectado a la producción (tiene 17 plantas en diez países de África, Asia, América y Europa, de las que seis están en España, y más de 10.000 empleados) y a las salidas de barcos al mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Nueva Pescanova amplía capital social por 50 millones para no diluir a los pequeños accionistas