La Xunta respalda la implantación en Lugo de la fábrica de fibras de Altri

ECONOMÍA

Viveiros do Furadouro (en Figueira da Foz, Portugal) creados por Altri para reforestar las zonas de explotación
Viveiros do Furadouro (en Figueira da Foz, Portugal) creados por Altri para reforestar las zonas de explotación

El grupo luso controlará más del 50 % de un consorcio con socios gallegos

18 oct 2021 . Actualizado a las 18:38 h.

Hay consenso en la ubicación, y ese es un factor clave para que la implantación en Galicia de una planta de producción de fibra textil forestal salga adelante. Las cosas parece que van rápido, desde que hace dos semanas Impulsa Galicia, la sociedad creada por la Xunta, Abanca, Reganosa y Sogama, para fomentar proyectos que capten fondos europeos de reconstrucción (Next Generation), llegó a un acuerdo con el grupo portugués Altri para ponerse al frente, como socio inversor y tecnológico, de un macroproyecto industrial para fabricar 200.000 toneladas anuales de fibras textiles sostenibles en Galicia, que es el equivalente al 3 % del mercado mundial actual de nuevos tejidos sostenibles como el lyocell o la viscosa.

Un día después, la papelera lusa comunicaba a sus accionistas la firma de un memorando de entendimiento con la Xunta (MOU, por sus siglas en inglés: Memorandum of Understanding) y la búsqueda de localizaciones para la implantación de la unidad industrial, entre las que A Mariña lucense, y más concretamente el municipio de Cervo, se colocaron como primera opción.

La intervención del presidente Feijoo este miércoles en la primera jornada del debate del estado de la autonomía, en el Parlamento de Galicia, constató el respaldo del Gobierno gallego a esta elección preferente de Altri que, de llevarse a cabo, sería un gran revulsivo económico y laboral para la provincia de Lugo, tensionada primero por Alcoa y ahora por Vestas, que tiene en vilo a más de un millar de trabajadores. «Anúnciolles que o Goberno galego, a través da súa representación na Sociedade Impulsa, proporá que, se é viable, a fábrica de fibras téxtiles se emprace na provincia de Lugo», afirmó el presidente gallego, aunque aclarando que «seguimos a defender unha intervención temporal da planta de Alcoa por parte do Goberno central, así como unha solución que impida o peche de Vestas».