madrid / la voz

«La expedición gallega ha vuelto a ser una de las más importantes. Hemos estado a la altura de una comunidad histórica, y lo importante es el cariño y el aprecio que he visto que se nos tiene en el conjunto de compañeros de otras comunidades». Es la valoración del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, sobre el papel de la delegación del PPdeG en la convención nacional.

Entre altos cargos y afiliados se han desplazado a Madrid más de 160 populares gallegos. Se trata del primer cónclave con Casado como director de orquesta ¿Qué opinión tienen los populares gallegos sobre él? Con la grabadora encendida es el gran líder que salvará al partido de la quema. Con la grabadora apagada, luces y claros. Sin forzar mucho se les puede arrancar alguna crítica, como la imposición de la candidata en Asturias o la desconfianza que puede generar la dureza de alguno de sus discursos, que en opinión de muchos pecan de centralismo territorial. Sin embargo, elogian la fuerza que le está imprimiendo al partido. «Es un motor», apunta un afiliado. «Está demostrando valentía. Aquí hacía falta tomar decisiones, y las está tomando», dice otro.

La militancia y los cuadros medios de la corriente gallega del partido dan gracias por la tranquilidad en la que hibernan a nivel orgánico desde que Feijoo alcanzó la Xunta a comienzos del 2009. El liderazgo del presidente autonómico es indiscutible, y eso ha facilitado la cohesión de las bases. En esto sí que no hay diferencia entre la grabadora encendida o apagada. «¡Presidente, presidente!», le aclamaron el viernes a su llegada al plenario, desde el que inauguró la convención. «¡Presidente, presidente!», repitieron este sábado cuando apareció para la foto que inmortalizó la expedición gallega para este cónclave popular.

Siguiendo la línea marcada el viernes por «el presi», como se refieren muchos al titular de la Xunta, el número dos del PPdeG, Miguel Tellado, lamenta la aparición de nuevos partidos que pretenden dar lecciones a «aqueles que levamos catro décadas traballando por España e Galicia».

¿Y qué pasa con Vox?

Los populares gallegos son los únicos de toda la organización que hasta el momento pueden presumir de haber mantenido a raya a Ciudadanos. ¿Qué pasará ahora con Vox en Galicia? ¿Serán capaces en el PP de defender el fuerte? Ediles de distintas ciudades se muestran sorprendidos por el éxito de sus convocatorias en Galicia, pero fían todo a los candidatos que acaben presentando en cada municipio, por aquello de que en las locales suelen pesar más la caras que las siglas. No obstante, dan por descontado la entrada de los ultraderechistas en Ferrol, A Coruña y Lugo. Como mínimo. Además, hacen especial hincapié en que toda papeleta que vaya para Santiago Abascal podría hacerles especialmente daño a la hora de repartir representantes para las diputaciones provinciales.

En declaraciones a este periódico, Feijoo reclama «el voto útil» para su partido como la única alternativa «al socialismo más Podemos más independentismo».

Además de contar con el mejor líder y de funcionar como dique de contención frente a C’s, los afiliados del PPdeG presumen fundamentalmente de otro aspecto: de ser la delegación más unida de toda la organización. «Somos una familia», comenta un senador. «No tenemos ni sorayos ni cospedales», expone, sin querer entrar a valorar ese verso suelto dentro del PPdeG que es el baltarismo, que anduvo todo el fin de semana a su aire menos en el momento de la foto, que se cuadró con el resto del grupo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Tags
Comentarios

El PPdeG ve luces y sombras en Casado