Golpea hasta la muerte a su exmujer y a su hijo de 10 años en una cueva de Tenerife

El pequeño de la familia alemana, de 5 años, logró huir y alertó de lo sucedido a varios vecinos de Adeje. El padre ha sido detenido

Un centenar de agentes participaron en la búsqueda de los cadáveres en un paraje de Tenerife con muchas dificultades orográficas. Finalmente fueron hallados en el interior de una cueva
Un centenar de agentes participaron en la búsqueda de los cadáveres en un paraje de Tenerife con muchas dificultades orográficas. Finalmente fueron hallados en el interior de una cueva

Colpisa

Una mujer y su hijo de diez años, ambos alemanes, fueron asesinados este martes a manos de la expareja de la primera y padre del pequeño en Adeje (Tenerife). Otro menor, de tan solo cinco años, pudo escapar de su progenitor y alertó a la policía de que su padre, ahora detenido, había agredido con una piedra a su madre y a su hermano. El caso quedó bajo secreto de sumario y las diligencias las está tramitando el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Arona.

Según las primeras investigaciones, el padre trabajaba en la isla canaria y el resto de la familia iba y venía a Tenerife desde Alemania. Según algunos medios, la pareja estaba separada aunque los niños no lo sabían. Querían pasar las vacaciones de primavera y realizar actividades al aire libre. Los cuatro estaban en Adeje, en el sur de la isla y cerca de la playa. Al norte, pegados a la localidad, hay varios barrancos y zonas para senderistas. El martes, sobre las cinco de la tarde, un niño de cinco años apareció por La Quinta de Ifonche, una zona rural de Adeje, en estado de shock. Los vecinos intentaron socorrerlo, pero no entendían lo que les intentaba comunicar.

Al lugar acudió una vecina alemana. Les dijo al resto de los residentes que el padre del pequeño había golpeado a su madre y a su hermano mayor y los había dejado tirados en una cueva. El pequeño explicó que vio a su madre en el suelo inconsciente y sin dientes, tras lo cual echó a correr. Juntos acudieron a la Policía Local de Adeje, que dio la voz de alarma. En la tarde de este miércoles se confirmaron las peores sospechas: la progenitora y el menor habían sido asesinados por el padre, que permanecía detenido desde el martes.

Gran despliegue policial

Los cuerpos fueron encontrados en una gruta situada entre los barrancos del Infierno y del Burro después de varias horas de búsqueda, que se vio perjudicada por una espesa niebla. Más de cien agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional, bomberos y Policía Local, ayudados por perros, fueron desplegados por la zona sobre las once de la mañana. A ellos se sumaron dos helicópteros cuando las condiciones climatológicas lo permitieron. A eso hubo que sumar la orografía de la zona, llena de cuevas y pequeñas cavidades, y que los datos dados por el niño -que se encuentra bajo tutela de los servicios sociales- no eran muy concretos.

El detenido se negó a colaborar

Tras escuchar al pequeño, los agentes se dirigieron a la vivienda del padre, pero se negó a colaborar con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Alegó que se tomó unos calmantes, se quedó dormido y que no sabía nada de su familia. Su domicilio fue registrado en busca de pistas. Él presentaba golpes en la cara y en los nudillos, compatibles con el relato de su hijo menor. Fue detenido inmediatamente.

Este nuevo caso de violencia de género es el decimoctavo asesinato de una mujer a manos de su pareja o expareja en este 2019, y el tercer caso que se da en Canarias; es, además, la séptima víctima nacida en el extranjero. Y el pequeño de cinco años se ha convertido en el menor de edad número trece que se ha quedado huérfano este año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Golpea hasta la muerte a su exmujer y a su hijo de 10 años en una cueva de Tenerife