El agua que cura

La oferta termal de la comunidad gallega permite elegir entre 21 centros en los que disfrutar de las propiedades terapéuticas de distintos tipos de aguas que están indicadas para todo tipo de dolencias. No hay excusa para quedarse en casa.


.

La riqueza de las aguas mineromedicinales gallegas es el origen de la aplia oferta termal de la comunidad, con 21 centros que ofrecen tratamientos para diferentes dolencias, siempre bajo supervisión médica.

 En Galicia están catalogadas más de 300 captaciones, de las que 20 son utilizadas por los diferentes balnearios. Los elementos minerales que componen las aguas que brotan del subsuelo son los que les proporcionan una serie de propiedades que ejercen acciones diferentes sobre las distintas partes del organismo.

Las cloruradas, por ejemplo, tienen un efecto purgante y estimulan la expulsión de bilis y son buenas para problemas reumáticos, respiratorios y dermatológicos.

Las sulfatadas ejercen una acción estimulante de las funciones orgánicas y se recomiendan para enfermedades del aparato digestivo y afecciones hepáticas.

Las bicarbonatadas son famosas por lograr resultados antiácidos, mejoras en el hígado y en los niveles glucémicos y también tienen efectos antiinflamatorios. Por eso están indicadas para problemas digestivos, endocrinos y reumatológicos.

Las carbogaseosas son vasodilatadoras y se utilizan en enfermedades cardiovasculares y digestivas; mientras que las sulfuradas son famosas por su acción antialérgica e antiinflamatoria y son indicadas en casos de problemas respiratorios y alergias.

Las ferruginosas, por su composición en hierro, tienen una acción reconstituyente y antianémica; y, por su parte, las radiactivas proporcionan beneficios sedantes y analgésicos, por lo que se utilizan en algunos casos de afecciones psiquiátricas y en casos de problemas reumatológicos.

Por último, quedan también las oligometálicas, con propiedades diuréticas, que se utilizan para ayuda en litiasis renales y enfermedades relacionadas con el riñón.

Votación
0 votos
Comentarios

El agua que cura