¿Son ellos los nuevos Hombres G?

Llegan este fin de semana al Playa Club de A Coruña convertidos en un fenómeno pop, doblando la fecha y vendiendo todo. Se llaman Taburete y están arrasando

.

A Coruña

La sorpresa saltó el verano pasado. El Náutico de San Vicente de O Grove había despachado en agosto todas las entradas de un grupo desconocido llamado Taburete. Se trataba del grupo de Willy Bárcenas, hijo del extesorero del PP Luis Bárcenas. Le acompañaba en él Anchón Carreño, nieto del expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán. Era, sí, el grupo de los «hijos de». También la banda que estaba arrasando entre el público femenino. Recordaban fenómenos de histeria que hace tiempo que no se daban en el pop nacional.

Ocho meses después de aquello la fiebre no solo continúa, sino que va en aumento. «No nos ponemos techos. Seguimos teniendo canciones y tenemos fe en ellas. Es increíble. Hace dos años nos cuentan esto y no nos lo creemos», explica Anchón. Se muestra encantado de la vida. El mes pasado tocaban en el WiZink Center de Madrid, el antiguo Palacio de los Deportes. «Íbamos a hacer un concierto para 7.000 personas en el formato ring. Pero vendimos 5.000 entradas en dos horas. Nos planteamos ampliarlo. Y al final lo llenamos. Fue impresionante. No me hacía a la idea de ser yo el que estaba arriba». Abajo los respaldaban 16.000 fans.

Este fin de semana están en A Coruña. Les espera un doblete. Las entradas para su primera fecha en el Playa Club (mañana sábado) se agotaron en un abrir y cerrar de ojos. La segunda fecha, la de hoy (22.30 horas, 20 euros), va camino de ello. En el momento de escribir estas líneas apenas quedaban un centenar de tiques a la venta. Conocen el significado de la sala en la ciudad: «Vender dos Playas seguidos es increíble. Estamos encantados».

El nuevo icono pijo

Superada la fase anecdótica, a Taburete se le intenta colocar en la cadena de los Hombres G y El Canto del Loco. A ellos -que bromean diciendo que parece que ya hayan «pasado de ser el grupo de los 'hijos de' al grupo de los pijos»- no les desagrada el símil: «Musicalmente, no nos parecemos nada a los Hombres G. Pero en el fenómeno de fans y de crear una especie de forma de vida sí que puede parecer. También, a El Canto del Loco. Ojalá lleguemos a eso. Es el grupo de pop más importante que ha habido aquí. Además nos gustan». ¿Y hacer una gira con la banda de David Summers como hicieron en su día Dani Martín y sus chicos? «Nosotros encantados. Estamos dispuestos a todo».

La música de Taburete dibuja conexiones con la  rumba-pop de Estopa o los boleros actualizados de Café Quijano. A todo ello se le aplica un toque mexicano, otro de canalleo fiestero y una caricia de melodía. Es lo que se puede encontrar en Tres Tequilas (2015) y Dr. Charas (2016). Y lo que se amplifica en unos conciertos que, aseguran, son «mucho más cañeros y rock que los discos». En ellos se desatan las pasiones. «Hay mucha histeria y mucho karaoke colectivo -adelanta Anchón-. La gente quiere cantar todas las canciones».

El público en esas actuaciones es mayoritariamente femenino. «En las estadísticas de Spotify vemos que tenemos un porcentaje de un 40% hombres y un 60%, mujeres. En los conciertos, no. Pero los chicos que vienen son muy hooligans. Vienen a pasárselo bien, borrachos y disfrutando mucho. Nos gusta mucho ese publico tan loco».

El éxito de Taburete va acompañado, no obstante, de una pléyade de detractores. Aquí sí que hay mayoría masculina. Para ellos han habilitado una zona hater en su página web. «Al final es una cosa que está ahí -reflexiona el músico-. Lo que decimos es que escuchen la música sin prejuicios. ¿Que no les gusta? Pues bien. Pero hay críticas que van en plan me cago en vuestras familias o en vuestros padres que ya están pasadas. No le prestamos demasiada atención. Tener haters es síntoma de que estás triunfando».

Pues lo están. Y mucho. Este fin de semana lo volverán a demostrar. El reto ahora es saber hasta cuándo.

Votación
12 votos
Comentarios

¿Son ellos los nuevos Hombres G?