La exigencia de la pretemporada del Celta crece en Alemania

Bayer Leverkusen, Udinese y Roma son los últimos test antes del inicio de Liga


A medida que avanzan los días en la pretemporada, se va agotando el margen para las probaturas. Transcurridas cuatro semanas con tres compromisos y a falta de quince días para que llegue la hora de la verdad con la primera jornada de Liga, el Celta afronta hoy su test más serio de lo que va del verano. Y la exigencia subirá la próxima semana con los dos compromisos que pondrán fin a la preparación.

El triangular de Ferrol -frente a Sporting y Racing de Ferrol- y el stage de Inglaterra con duelos frente a Brentford y Burnley son historia. El club aterrizó ayer en Alemania directo al BayArena en el que ya entrenaron y en el que hoy medirán fuerzas con el Bayer Leverkusen. El equipo germano es un grande de la Bundesliga que, aunque venido a menos -la pasada campaña tuvo que conformarse con la undécima plaza- puede ser una buena piedra de toque para el nuevo proyecto celeste.

Después de repartir minutos entre todos los jugadores con excepción del único que no cuenta, Álex López, todo apunta a que hoy será el primer partido en el que el nuevo técnico celeste, Juan Carlos Unzué, esboce el once más parecido a lo que puede ser su idea de equipo titular ideal para cuando empiece la competición oficial. Finalizados los cambios masivos -que el navarro ha venido reservando para el minuto 60 frente a los ingleses-, la apuesta de hoy puede empezar a parecerse a lo que se verá a partir del 19 de agosto cuando comience la temporada oficial frente a la Real Sociedad en Balaídos.

Esta noche podrían tener sus primeros minutos los últimos en llegar, los chilenos Tucu Hernández y Marcelo Díaz, que se incorporaron hace mañana una semana y que son los únicos que aún no han tenido minutos en la pretemporada. También queda por resolver qué papel jugarán los canteranos -Diego Alende apenas ha tenido protagonismo y Brais se lesionó en el partido anterior, aunque se recuperó sin problemas- más allá del período estival y cómo gestionará Unzué la presencia de tres porteros en el primer equipo, algo que no sucedía hace años en el Celta.

Otra asignatura pendiente es trabajar el esquema defensivo del equipo. Hasta el momento, los de Unzué solo han sido capaces de mantener la portería a cero en el triangular de Ferrol, encajando dos goles en cada uno de los otros dos partidos. 

Dos citas en Balaídos

Los celestes se encuentran ahora mismo en el ecuador de su preparación en lo que a número de compromisos se refiere. Porque tras el medir fuerzas con el Leverkusen, al equipo vigués le esperan los dos únicos partidos previstos en Vigo, ambos en el municipal de Balaídos frente a equipos italianos.

El Quinocho regresa a sus fechas habituales tras la demora de la temporada pasada. Lo hará el miércoles a partir de las 19.30 horas frente al Udinese en la cita que servirá como puesta de largo del equipo ante su afición.

A la misma hora, cuatro días más tarde, los de Juan Carlos Unzué se reencontrarán con su público para enfrentarse a la Roma en la que se prevé que se la prueba más exigente de la pretemporada.

Votación
2 votos
Comentarios

La exigencia de la pretemporada del Celta crece en Alemania