El Celta sacó billete con su tradicional derrota en Vallecas para la pelea por la permanencia. Ante el Rayo sufrió la tercera derrota consecutiva y se queda a dos puntos de la zona de descenso. Después de un primer tiempo desastroso en donde lo mejor fue el 2-2 después de que el Rayo Vallecano sometiese como nadie a un rival sin sistema defensivo y sin rastro de fútbol combinativo. Al menos, en el segundo tiempo el equipo pasó a tener el balón, aunque con nula profundidad, pero los vallecanos no perdonaron la falta de contundencia para sacar un balón que estaba de paseo en la frontal y que Raúl de Tomás convirtió en gol (y hat trick). No hubo respuesta y llegó un revés que condena a los vigueses a vivir una segunda vuelta con el abismo acechando. El cuerpo de Europa se esfumó en media liga.

El primer tiempo fue una locura y un desastre protagonizado especialmente por el sistema defensivo del Celta, especialmente (y como es tradicional) en el costado izquierdo, aunque el resto tampoco se salva y consentido por un centro del campo que en ningún momento ofició de guía ni de muro de contención. Para alimentar la maldición de Vallecas el cuadro de Cardoso casi salió del vestuario con el 1-0 en contra. A los tres minutos, falta en la frontal y Raúl de Tomás que marca con un balón ajustado al palo con Rubén haciendo la estatua.

El tanto obligó al Celta a jugar a campo abierto y por ahí no tardó en darle la vuelta al marcador, también en dos lances a balón parado. El primero, el rechace de un córner que transformó Araujo y el segundo al marcar Maxi Gómez desde los once metros después de que un año después le fuese pitado un penalti a favor al equipo vigués. Por claras manos de Abdoulaye tras un disparo de Brais.

El 1-2, lejos de darle sosiego al Celta, activó todavía más a un Rayo que encontró todas las facilidades del mundo para plantarse en la portería rival. Advíncula adivinó el agujero defensivo en la izquierda de los vigueses (Boufal no ayuda en defensa y la espalda de Juncà es un dolor) y por ahí se cansó de entrar y centrar. La primera vez que metió el balón dentro tanto se confió Raúl de Tomás, que atrapó Rubén. En el segundo, el VAR les perdonó la vida a los vigueses tras comprobarse el fuera de juego del goleador rayista, quien poco después volvió a marcar de la misma manera, volando y sin oposición y aunque el árbitro lo anuló en un primer momento, el VAR terminó por concederlo. Con el 2-2, Rubén tuvo que volar para evitar el tercero.

El Celta pasó a controlar el segundo tiempo tras el susto inicial con un disparo de Trejo tras otro disparate defensivo. Con el balón en los pies le faltaron ocasiones, pero al menos mantuvo al Rayo, ya menos fiero, a raya. Hasta que Raúl de Tomás apareció de nuevo para marcar el tercero tras una indecisión colectiva del Celta pasa sacar un balón sin duelo. El 3-2 desquició a los des Cardoso, que no tuvieron respuesta ni dentro ni fuera. Porque los cambios tampoco aportaron nada y un remate lejano de Brais fue la única vez que los vigueses tiraron entre los tres palos.

Como penitencia, Bebé, que acababa de entrar, marcó el cuarto a placer cuando ya el Celta había arrojado la toalla por completo. La primera vuelta finaliza de un modo dantesco, con el equipo vigués empequeñecido, huérfano de Aspas y en problemas serios. Lo primero, y en estos momentos único objetivo, para la segunda parte de la liga debe ser asegurar la continuidad en Primera. Un drama.

- Ficha técnica:

4 - Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advíncula, Amat, Velázquez, Abdoulaye, Alex Moreno; Embarba (Álvaro, m.61), Imbula (Medrán, m.74), Comesaña, Trejo (Bebé, m.73); y Raúl de Tomás.

2 - Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Cabral, Araujo, Junca; Fran Beltrán (Lobotka, m.78), Okay, Jozabed (Eckert, m.81); Brais Méndez, Maxi Gómez y Boufal (Sisto, m.81).

Goles: 1-0: M.3 Raúl de Tomás; 1-1: M.13 Araujo; 1-2: M.18 Maxi Gómez, de penalti; 2-2: M.37 Raúl de Tomás; 3-2: M.77 Raúl de Tomás; 4-2: M.91 Bebé.

Árbitro: Alberola Rojas (Comité Castilla-La Mancha). Amonestó a Abdoulaye (m.16), Advíncula (70) y Velázquez (80) del Rayo; y a Brais Méndez (19), del Celta.

Incidencias: partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Santander, disputado en el estadio de Vallecas de Madrid, ante 11.465 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El abismo acecha al Celta