El 2016  del Celta a través de Grada de Río

M. V. F. VIGO

ZONA CELESTE

El año del equipo dejó muchas alegrías, historias curiosas y alguna que otra polémica

31 dic 2016 . Actualizado a las 11:13 h.

El Celta deja atrás un año para el recuerdo. La vuelta a Europa ha acaparado una parcela importante del protagonismo en un 2016 que ha dejado otros momentos para el recuerdo en positivo y en el que además se han surgido con fuerza las dudas sobre el futuro del club. Estos son algunos de los contenidos más destacados de Grada de Río a lo largo de los últimos 365 días.

Éxitos deportivos

El 2016 ha estado sin duda marcado por dos éxitos deportivos. La clasificación para la Europa League tras una ausencia de diez años -con récord de puntos a domicilio en la pasada Liga- y el logro de alcanzar las semifinales de Copa fueron los momentos cumbres de un período en el que, además, el equipo vigués volvió a derrotar al Barcelona en Balaídos en un nuevo partido para la historia (4-3) y en el que se consiguió el objetivo de superar la fase de grupos de la Liga Europa en la última oportunidad, en casa del Panathinaikós, y a pesar de que el equipo no dependía de sí mismo.

RODRIGO OTERO

Fue también el año de la marcha de Nolito con destino al Manchester City -y antes de la de Augusto al Atlético el mismo 1 de enero- y el de las llegadas al equipo en el mercado de invierno de Marcelo y Beauvue y en el de verano de Roncaglia, Pione, Rossi, Naranjo y Álvaro Lemos. Pero el nombre propio venía muy de atrás: Iago Aspas cierra el 2016 como el máximo goleador nacional de la Liga y hace unas semanas debutaba, también marcando, con la selección española. Durante estos doce meses mágicos, el moañés rompió su gafe con el Deportivo, al que nunca había hecho gol, y batió también a los culés, aparte de ver puerta por primera vez con el equipo en Europa League frente al Ajax y luego frente al Standard de Lieja.